Pantallas de e-readers a color, inspiradas en las alas de las mariposas

¿Qué me dirías si te cuento que la sabiduría de la naturaleza sirvió de guía para los nuevos avances en los libros electrónicos? Si bien la lectura en estos dispositivos no está aún tan extendida en nuestro país, lo cierto es que está creciendo sostenidamente y las empresas del sector están pensando en cómo convertirla en una experiencia placentera.

En vistas de ello, la estadounidense Qualcomm generó la tecnología Mirasol que permite que la lectura en e-readers no fatigue la vista y tenga un color mejorado notablemente con respecto a la tinta electrónica E-Ink. Gracias a nuestra lectora Denise Najmanovich nos llegó la noticia de que en China y Corea comenzó a extenderse este nuevo sistema que podría revolucionar la lectura en los libros electrónicos en color a medio plazo.

El paso hacia adelante en esta tecnología se da por tomar como ejemplo el funcionamiento de las alas de las mariposas en función al color. Qualcomm cuenta que el proceso de creación de color es casi idéntico al sistema que hace brillar las alas de una mariposa. Es que éstas aprovechan la luz ambiental para hacer brillar los colores de sus alas, ofreciendo siempre un espectro de colores vivos y puros.

Es decir que las pantallas funcionan de modo similar a estas delicadas criaturas: sus alas están compuestas por miles de escamas que al interactuar con la luz consiguen los colores, las pantallas Mirasol incluyen pequeños espejos que logran el color en cada píxel al reflejar la luz.

El tipo de pantalla Mirasol sólo se consigue en cuatro lectores (Jin Yong, Bambook, Kyobo y Hanvon c18) que sólo son producidos para el mercado oriental a un precio promedio de 235 euros. Sus pantallas táctiles son de 5,7 pulgadas, 1024 x 768 píxeles y 223 puntos por pulgada de resolución. 

En resumen, las pantallas LCD no se recomiendan puesto que los reflejos dificultan mucho la lectura. Los e-readers monocromos (de tinta electrónica E-Ink) sí permiten leer como si fuera en papel gracias a su escala de grises, incluso a plena luz del sol. Sin embargo, se necesitaba dar un paso más para conseguir un dispositivo capaz de ofrecer libros, revistas y vídeos con una pantalla táctil con color brillante aún con condiciones de luz solar directa.

Mirasol vino a llenar este vacío tomando el color de las pantallas LCD e incorporando de las segundas el factor que no cansa la vista, no refleja los brillos, se lee desde cualquier ángulo, no incorpora retroiluminación y su batería dura semanas. Un buen adelanto para los libros electrónicos que siguen pensando en el bienestar de todos los lectores. Si continúan las mejoras, ¿lograrán que los libros de papel desaparezcan? La polémica nunca se apaga.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.