Le roban la notebook y el ladrón le manda sus archivos por correo

Anoche leí una noticia que me dejó bastante asombrada ya que es poco común. A un hombre le robaron su notebook: hasta ahí, todo normal. Sin embargo, lo sorprendente llega cuando el señor en cuestión recibe por correo (y me refiero al de verdad, no al electrónico), los archivos que habían quedado en la máquina robada en un USB.

Esta curiosa situación sucedió en Suecia, y la víctima fue un profesor de la Universidad Umeå. Un ladrón que no ha sido identificado le robó la notebook del bolso, pero le dejó todo lo demás, incluyendo dinero y tarjetas de crédito (aunque se llevó la tarjeta de la Biblioteca, ¿no es raro?). Y entonces, una semana después, llega a manos del profesor un _pendrive_ con sus archivos.

Me resulta difícil decidirme qué me parece esta situación… por un lado, está básicamente muy mal que le hayan robado la notebook. Pero por otro, es un detalle muy “considerado” pasar los archivos personales a un dispositivo USB y enviárselos en formato físico (más cuando pienso en las bestialidades que te hacen acá en la calle solo por $20).

Tiempos raros, si los hay. ¿Qué opinan ustedes? ¿Ladrón con códigos o simplemente un ladrón más?

Comentarios

comentarios

Comments are closed.