Dos cargadores de energía renovable para tus gadgets

En tiempos en que tener alguna de nuestros preciados dispositivos móviles descargados y sin una posible fuente de energía cercana es uno de los percances más comunes y odiados, no está nada mal (re)considerar a los elementos naturales como los nuevos suministradores de energías limpias y de fácil acceso. Una funda solar para Kindle y un cargador de celulares que funciona sólo con agua entran entre esos eco gadgets que pueden ahorrarnos estas situaciones.

Por empezar, la funda solar que carga al lector de libros Kindle prolonga la duración de la batería hasta tres días sólo con ponerlo a cargar una hora al sol. El eco gadget está en el mercado desde hace poco más de un mes y fue creado por SolarFocus Technology Company ltd. Es, por cierto, un buen aliado cuando no hay enchufe a tu alrededor.

La funda solar Kindle cuenta con un panel flexible y liviano como cubierta. La batería de reserva tiene autonomía de hasta 50 horas y te ayuda a conservar la energía de la Kindle. Se consigue en Estados Unidos y Europa por un valor aproximado de US$80 con tres meses de garantía.

El celular es una extensión de nosotros mismos y cuando la línea de la batería se pone roja, muchos de nosotros maldecimos nuestra creciente dependencia a este aparato devenido indispensable. Por suerte, el Power Pukk es un nuevo cargador de teléfonos móviles que no requiere de energía eléctrica, sino que funciona sólo con dos cucharadas de agua.

Un invento sueco de la empresa FC, que funciona a base de agua y un químico no tóxico (Siliciuro de sodio) que se depositan en dos compartimientos ubicados en la parte inferior del cargador. Al unirse generan un gas de hidrógeno que es lo que genera la energía para proveerla a la batería del celular.

La energía producida por Power Pukk equivale a cuatro pilas AA y alcanza para que tu celular siga funcionando por hasta 10 horas. Este eco gadget recién estará disponible en Europa para los próximos meses de mayo o junio de este año y tendrá un valor aproximado de USD $250.

Más allá de si compraríamos o no estos gadgets, la buena noticia viene por partida doble: cada vez son más los dispositivos que buscan solucionar el cada vez más común problema de conseguir energía en cualquier sitio que nos encontremos y las energías usadas son renovables y no contaminantes. Algo a celebrar, ¿no les parece?

Comentarios

comentarios

Comments are closed.