Cómo traer productos del exterior con The MulePool

Viviendo en Argentina, muchas veces nos quedamos con las ganas de tener algún producto o gadget que vimos en Internet, y que el correo no entrega o se pierde en el camino -como a muchos nos habrá pasado.

Ante tal situación, si tenemos oportunidad, recurrimos a familiares o amigos que muy amablemente se prestan a hacer la compra en el exterior y traernos los codiciados productos al retorno de sus viajes.

Y al revés le ocurrió a Morgan Friedman y Daniel Karlin, que se vinieron a vivir a la Argentina desde Estados Unidos y extrañaban muchos de los productos que estaban acostumbrados a consumir y que acá no se conseguían.  Por eso crearon The MulePool, lanzado como beta pública a fines de Febrero, un sitio donde los compradores pueden listar los productos que desean traer del exterior -no sólo de Estados Unidos- y aquel que desee hacerse unos pesos (o dólares en este caso) extra, se encarga de hacerlo.

Cómo funciona?

  1. El comprador lista el artículo que desea obtener, qué comisión ofrece para el encargado de hacer la compra (o la mula, como se refieren en el sitio). Un 15% de la suma de esos dos valores le queda a The MulePool.
  2. Aquel que esté por viajar y tenga ganas de traer algún artículo listado, se contacta con el comprador a través del sitio.
  3. Una vez que se realizó el acuerdo, el comprador deposita en The MulePool la suma del artículo que pidió, incluyendo ambas comisiones y teniendo en cuenta posibles impuestos.
  4. Cuando vuelve “la mula” -que debe comprar el artículo con su propio dinero, se encuentran para hacer el intercambio y una vez que se compruebe que esté todo en regla, The MulePool le paga la suma del artículo y de la comisión.

Por supuesto que el comprador se debe hacer cargo de todas las tasas e impuestos correspondientes al llegar al país, eso lo dejan muy claro en sus FAQs, junto con la aclaración de que el sistema obviamente no se puede usar para transportar drogas :)

La idea me parece muy buena, nace de una necesidad real y que suelen padecerla nuestros amigos que viajan al exterior. Habrá que ver con el correr del tiempo cómo funciona y si la gente se entusiasma con este sistema o les genera desconfianza.

¿Qué les parece? ¿Ustedes lo usarían?

 

Vía: The Argentine Post

Comentarios

comentarios

Comments are closed.