4 razones para elegir una netbook y no una tablet

En un mercado en el que algunas empresas han dejado de fabricar netbooks, sus detractores anuncian la “extinción definitiva” de las mismas y quienes las usan, las defienden a ultranza.La pregunta se impone: ¿cuálles son mejores? ¿las netbooks o las tablets?

Estos días ando con ganas de sembrar polémica, por eso les traigo una opinión que puede dividir las aguas y enardecer los ánimos entre los defensores de las netbooks y los de las tablets.

Hay quienes se ponen técnicos y dicen que ya que el término es una palabra para describir laptops pequeñas, en todo caso lo que moriría sería la palabra “netbook” pero no la fabricación de computadoras pequeñas, como por ejemplo, la MacBook Air o alguna Ultrabook de 11″, o como vayan a llamarlas en el futuro.

Hasta el más fanático dirá que si lo que buscás es un dispositivo pequeño con gran autonomía para navegar la web, la tablet es la mejor opción. Pero un amante de las netbooks sostiene que está feliz de su compra por los siguientes motivos:

1. Accesible y durable

Al tener teclado lleva su trabajo de escritura en la netbook. Además, puede actualizar el software en ella sin limitaciones ni tener que pagar nada a cambio.

2. Las tablets son para consumo, no para la creatividad

Para merodear por Twitter, ver alguna película y jugar con pájaros imaginarios que derriban torres de cerdos, con una tablet estará bien. Si lo que quieres es crear algo, necesitás una computadora.

Las tablets sirven para un puñado de actos creativos, solamente. Sólo mencionar el teclado táctil basta para ilustrar lo poco práctico que puede resultar para cualquiera que quiera escribir largo rato. Claro, podés comprarle un teclado extra pero en ese caso, ¿no sería mejor haber comprado una netbook?

3. No tiene superficies de vidrio que se rompan

No hace falta aclarar este punto, ¿no?

4. Las pantallas brillantes son pésimas para la lectura

La única razón por la que este amante de las netbooks quisiera una tablet sería para leer algún libro o artículo fuera del trabajo. Debido a que la mayor parte del día se pasa frente a un monitor, prefiere leer libros en pantallas de tinta electrónica o, mejor aún, en papel real para relajar la vista. Además, evita ver todas las notificaciones de mails sin leer y tweets que aparecen.

Después de lo dicho sólo queda preguntar, vos ¿de qué lado estás?

Via MakeUseOf / Foto

Los comentarios están cerrados.