Twitter: lo que vino y lo que vendrá

Twitter está haciendo muchas modificaciones en su red social últimamente. La primera que resonó muy mal fue sin duda la modificación de su API. Cambios que se volvieron restrictivos y limitantes y dejaron afuera aplicaciones de terceros súper interesantes como IFTTT.

¿Por qué se quedan afuera algunas recetas de esta gema de la Web? Porque un cliente no puede publicar el contenido de Twitter a otro servicio, según las nuevas normativas. Se aplica lo mismo a la información contenida dentro de un Tweet (una url por ejemplo) en relación a clientes y servicios ajenos de otras partes.

También quedaron excluidos: Instagram, Linkedin y Tumblr.

Lo que sucedió aquí en primer punto es que ellos implementaron OAuth. Si nos dirigimos a su página Web y vemos como ellos mismos se autodefinen entendemos en dos segundos por qué se originó problema con esto:

El marco de autorización OAuth 2.0 permite a una aplicación de terceros obtener acceso limitado a un servicio HTTP.

Esto según comentan algunos permite que Twitter controle que se hace y que no se hace con su API. Las aplicaciones deben estar certificadas por ellos. De no ser así esto devendría en la revocación de la misma.

Y para ser cristianos y simples hicieron algo simple. Tomar las riendas de lo que es suyo. Ellos ahora tendrán control de absolutamente todo, incluso la cantidad de tokens (es algo así como peticiones o llamados a la misma) que realiza una App.

Luego cortaron la posibilidad de que un usuario pueda suscribirse por RSS a los Tweets de otro usuario. Aquí lo que paso es que se dejó o se pretende abandonar XML para reemplazarlo con JSON. Algo que a nivel técnico debería (y lo hará) hacer que Twitter funcione mejor y más rápido.

Todas las aplicaciones de terceros que usan RSS, XML o bien Atom deberán cambiar a JSON antes del l 5 de marzo de 2013.

También cambiaron todo el sistema de medición de Trending Topics. Muchos opinan que esto no fue para bien. La razón es que a uno le llegarían tópicos populares reducidos y segmentados. Pero quizás estén sucediendo cosas en otros niveles más masivos que uno puede ni siquiera enterarse.

Lo que viene o vendrá.

Su CEO últimamente soltó algunas declaraciones en uno o dos programas televisivos de USA y también en eventos varios.
Cuando esto sucede tiembla Twitter. Por qué le preguntan qué sucederá con tal o cual cambio y él dice “oh si, sería genial…” y ya todos saben que es algo que será inevitable. De hecho esta fue un poco la forma gracias a la cual nos dimos por enterados del nuevo perfil, estilo Facebook.

La última noticia referente a esto tiene que ver con los seguidores falsos o inactivos.

Es sabido que a todos nos preocupan en mayor o menor medida, nuestro número de followers. Para qué mentir. El punto radica en que hay varias personas populares como Obama, que poseen perfiles con usuarios comprados, y muchísimas cuentas inactivas que exceden el número de usuarios reales. Lady Gaga es otro ejemplo de esto.

Le preguntaron entonces a Evan Williams (co fundador de Twitter) si pensaba tomar algún tipo de medida con respecto a este tema y dijo, palabras más palabras menos que le parecía muy seductora esa idea.

Una de las preguntas que surgió fue ¿Debe resaltar Twitter la cantidad de usuarios activos de una cuenta? A lo cual el respondió: “Yo apoyaría eso”. Algo del tipo: @fulanito, cantidad de usuarios activos x, inactivos y.

También se podría quitar (si tenemos en cuenta que Twitter es el arbitro de todo esto) o bien eliminar toda la cantidad de seguidores falsos o inactivos de una cuenta.

Imaginen a Obama levantándose una mañana y viendo que su número de seguidores bajo en un porcentaje elevado (¿70% era?) o a Lady Gaga. Sería sin duda alguna portada en todos los diarios del planeta.

Pero también esbozó que esto no sería una buena forma de medir realmente (tampoco le conviene, admitámoslo) la legitimidad de una cuenta: el recuento del número de veces que un Tweet ha sido visto así como también sus RT sería un excelente sistema de medición final.

Resalto en negritas este último punto porque es al cual yo voy a apostar. Pueden ampliar sobre este último punto aquí.

“Si controlamos mejor a los clientes los datos son mejores” dijo. Y es posible que quizás ese haya sido uno de los motivos por el cual se restringió tanto la API, dicen algunos.

La lógica de todo esto, el trasfondo es que se debe obtener un sistema de publicidad verídico. Lógicamente una cuenta con muchos seguidores que son cuentas inactivas, no sería útil para esto.

Y lo último que yo tengo esperanzas de ver pronto y que ya todos estamos bastante al tanto es claro esta, Twitter Analytics. Es de esperar que si se hizo tanto cambio en la API y se restringió tanto la cosa para terceros nos brinden como bien hizo Google en su momento y como ya hizo Facebook de forma rápida e inteligente (con sus páginas al menos) algo para medir el trafico.

Y quierase o no, de implementarse el tema de cuantos usuarios vieron un Tweet o en su defecto le hicieron un RT, podríamos decir que vienen tomaditos de la mano.

Ah! También hicieron un logo en CSS 3.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.