The Fifth State, la nueva película sobre WikiLeaks, con un toque de drama

The Fifth StateNo sólo drama en la película, que queda claro que habrá, sino también en las opiniones de Assange sobre la misma y la situación en la que está siendo promocionada. Esta es una de esas movidas a las que llamamos “con buen timing“. En pleno auge del conocimiento de la población mundial sobre los programas del gobierno de Estados Unidos (en concreto la NSA) para espiar a sus ciudadanos y las conexiones de internet de todo el mundo (si creían que viviendo en Latinoamérica o Asia -por ejemplificar- estaban a salvos, think again), almacenar datos y obtener puertas traseras a servicios online, llega esta película del director Bill Condon.

Basada en las vivencias de Julian Assange junto a su amigo Daniel Domscheit-Berg, y el libro Inside Wikileaks (con Daniel como autor), The Fifth State cuenta cómo ellos se unen para dar vida a Wikileaks, la que luego se convertirá en la herramienta fundamental para que informantes (topos, soplones; nunca me gustaron las traducciones de whistle-blower) puedan dar luz sobre los actos que realizan los gobiernos escudándose en las sombras y crímenes cometidos por organizaciones y corporaciones de todo el mundo.

El problema es ¿Cuál es el costo de mantener secretos en una sociedad libre? ¿Cuáles son los costos de exponer esos secretos?

 

El personaje de Assange será representado por Benedict Cumberbatch (a quien seguramente conocen por su increíble actuación en Sherlock, y sino probablemente lo vieron en The Hobbit o Star Trek), y el de Domscheit-Berg por Daniel Brühl (Inglorious Basterds, The Bourne Ultimatum).
Parece ser que en un principio el equipo de WikiLeaks criticó la película, como hicieron ver en uno de sus tweets al momento del lanzamiento del trailer:

“The Fifth Estate” trailer has just been released. Don’t be fooled. It implies we gave Iran nukes and killed 2,000 http://t.co/9xs1f0T8il

— WikiLeaks (@wikileaks) July 17, 2013

 

El enojo de Julian es fruto de una escena (que se describía en el guión al que accedieron ellos) dentro de un complejo militar Iraní, en el que una fuente Iraní se reunía con un agente de Estados Unidos antes de ser puesto en peligro cuando Wikileaks mostró su nombre en uno de los cables publicados. Al parecer, esto nunca sucedió, y durante un acto en la universidad de Oxford, Assange trató al film de ser “un ataque masivo de propaganda” sobre su organización.
Finalmente, la escena en el complejo iraní fue descartada del guión y obviamente del film.

Si bien el director Condon estableció que Assange estaba brindando su ayuda al film, lo hacía sólo a través de Benedict, y vía mail, ya que se negaba a recibir su visita (a la embajada de Ecuador en Londres, por si no sabían donde se encuentra Julian desde hace un par de años). Assange llamó al film “The anti-WikiLeaks movie“, lo que obviamente Condon desmintió, y afirmó que es una película que busca mostrar ambos lados de situaciones complicadas, tanto del hecho de publicar secretos, como la dramatización del impacto global que produjo WikiLeaks, como él mismo dijo, “es una película que formula las preguntas, más que proveer las respuestas”.

Sinceramente no sé que esperar de esta película. El trailer hace lucir demasiado hollywoodense toda la situación vivida por Assange y compañía, aunque creo que la actuación de Benedict y Daniel van a ser de gran peso, y confío en que sacarán lo máximo del guión.
El film esta programado para lanzarse el 18 de octubre (en USA y Suiza), y recién el 14 de noviembre la veremos por Argentina. Pueden seguir las noticias del film a través de su fanpage en Facebook o su Twitter.

Via Yahoo! Movies y Forbes.

Comentarios

comentarios