Sony Vaio P, 2da generación [En mis manos]

Hace un par de semanas tuve el agrado de probar un modelo de la segunda generación de Sony Vaio P, las _netbooks_ ultradelgadas de Sony.

Tengo que admitir que desde que salió la primera versión al mercado tuve ganas de tener una de estas en mis manos, me entró por los ojos: el diseño alargado, el tamaño pequeño, y sobre todo en pleno auge de las netbooks la hizo muy atractiva para mí, pero ¿cómo sería trabajar con ella efectivamente?

Después de llevarla conmigo de un lado al otro durante un par de días de la semana, y tenerla todo el fin de semana conmigo en el MDQ Blog Day, estoy lista para darles mis impresiones personales al respecto (al menos, las que pude elaborar en poco menos de una semana, que no es mucho tiempo).

Si tuviese que resumir en una sola frase lo que más importante me resultó de la Vaio P, sería que está perfectamente diseñada para ser móvil. Por su tamaño, peso, y los componentes usados para fabricarla, todo encaja perfecto para ocupar el menor espacio posible sin perder funcionalidad.

Lo de funcionalidad es algo que me interesa remarcar, ya que lo que primero se me pasó por la cabeza cuando la vi fue “es divina, re chiquita, pero debe ser un parto usarla”. Sin embargo, tiene un diseño y componentes tales que no lo dificultan para nada. Por ejemplo, además de la ruedita que hace las veces de mouse, que nunca me gustó mucho, tiene un mini touch-pad a la derecha del monitor que podemos usar para mover el cursor en pantalla, y además de los botones para hacer click en la parte frontal del teclado, también hay otro par a la izquierda de la pantalla, de modo que ubicando nuestras manos a ambos lados de la misma, podemos manejarlo perfectamente.

Se nota además que el disco rígido es SSD, no solo por el tamaño y el peso, sino por la fluidez con la que se trabaja, y lo silencioso que es.

Hablando de peso y tamaño, el equipo pesa solo 618 gramos (¡nada!) y mide 24,5 x 12 x 1,98cm. La pantalla es de 8 pulgadas; chica, sí, pero tiene una resolución de 1600 x 768 que nos permite visualizar muy bien los datos en pantalla sin tener que sacrificar espacio. Y si es muy chica para la vista de uno, un simple botón en el teclado nos permite cambiar rápidamente a una resolución un poco más grande.

Algo que me gustó mucho fueron dos características que no me esperaba, y me sorprendieron para bien. Por un lado, el brillo de la pantalla se ajusta automáticamente según las condiciones de luz del ambiente, lo cual nos permite ahorrar energía. Además, al girar la computadora en posición vertical, el contenido de la pantalla se ajusta automáticamente para por medio de un sensor de movimiento, ideal, por ejemplo, para leer como si fuese un libro.

Como les mencionaba antes, el diseño y la elección de componentes está especialmente hecho para ahorrar espacio y peso. Esto puede dejar afuera formatos más populares (por ejemplo, tiene salida de video HDMI en vez de la normal), pero es una decisión coherente y funcional con el equipo. En el mismo sentido, además de tener dos puertos USB, tiene ranuras para tarjetas SD y Sony Memory Stick.

Como último comentario, el teclado es re agradable de usar y te acostumbrás relativamente rápido. En sí parece que todos los teclados de las Vaio son similares, tienen una suavidad especial en las teclas, es como muy agradable al tacto.

¿Vamos a las specs duras?

##Especificaciones

Modelo: VPCP110KL
Procesador: Intel® Atom de 1.60Ghz (512KB L2 Caché, 533MHz FSB)
Sistema Operativo: Windows 7 Home Premium
LCD: Pantalla VAIO de 8″ (1600 x 768)
Memoria RAM: 2GB
SSD Drive: 64GB
Tarjeta gráfica: Intel® GMA 500
Ranuras y puertos: USB (2), Memory Stick, SD Card, entrada DC, entrada micrófono y audífonos, entrada para adaptador de salida VGA y Ethernet.
Red Inalámbrica: Estandar IEEE 802.11bgn, bluetooth para unidades periféricas
Duración de Batería: 4.5 horas con batería estándar, 6 horas con batería de larga duración
Dimensiones: 24.5 cm (ancho) x 1.98 (alto) x 12 cm (fondo)
Peso: 618 gramos
Colores: negro, blanco, rosa, naranja y verde, todos los casos con terminado mate.
Precio: $5.499

##Imágenes

Pueden ver las fotos que le saqué en mi galería de Flickr:

###Conclusiones

La verdad, fue un placer tener la Vaio P por esos días. Lo chiquita que es, que te permite meterla en la cartera y te ocupa menos lugar que un cuaderno, hace que la decisión de si salir o no con la netbook sea mucho más fácil de hacer.

Eso sí, no nos engañemos: no es para jugar ni para estar muchas horas mirando la pantalla chiquita. Pero para lectura, escritura, chequear mails y tareas similares, tiene todo lo que hace falta.

Finalmente, que esté completamente diseñada para ser práctica, chica, liviana y funcional es algo que respeto mucho, así que le doy puntos extra.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.