Crítica: Resident Evil Retribution (sin spoilers)

El martes fue la premiere de Resident Evil: Retribution, la quinta entrega de esta saga de Constantin Films y Screen Gems, que se estrenará hoy 27 de septiembre.

Todavía recuerdo el estreno de Resident Evil allá por el año 2002 y cómo un chico aún menor de edad comenzaba su fanatismo por los zombies. Y es que, con apenas 10 años de edad, esa película marcó lo que sería mi gusto por un género bastante peculiar.Los más puristas de la saga de Capcom (creador de los videojuegos oficiales) seguramente argumentaran con que las películas nunca fueron fieles a la historia de los juegos de manera cronológica, y es la pura verdad; pero lamentablemente, el mundo cinematográfico se mueve por otros horizontes -no muy distantes, pero lo suficiente como para que sea una experiencia completamente diferente- y hay que producir de acuerdo a lo que se venda y con las tecnologías que estén de moda en el momento.

Desde Resident Evil 4 siento que la historia tomó un giro -bastante brusco- apartándose de lo que fueron las primeras películas, en las que se podía ver, dentro de la ficción que envuelve a la saga, cierto halo de realidad, característica que -personalmente- favorece para que el espectador se vaya del cine pensando sobre como sería sobrevivir en una situación de esa magnitud (algo como lo que encontramos en The Walking Dead).

Uno de los elementos que más me gustó fue el sountrack utilizado, compuesto por Tomandandy, el cual pueden comprar por iTunes.
El ritmo generado por la música junto a la correcta sincronización con las escenas fueron clave para mantenerme pegado a la butaca, generando esa emoción expectante de qué va a suceder a continuación.

Otro de los aspectos bien logrados fue el 3D. Si bien no soy un gran fanático (igualmente pienso ver todas las Star Wars que saque Lucas próximamente), algunas escenas -sobre todo el inicio- las encontré realmente bien producidas, logrando que el 3D cumpla su función más “llamativa”, sentir los objetos cerca nuestro, incluirnos en la película de alguna manera.

En cada una de las películas de esta franquicia, se fueron agregando variados elementos de los videojuegos. Por ejemplo personajes como Jill Valentine, Claire y Chris Redfield, Albert Wesker e incluso Némesis, por lo que Resident Evil: Retribution no podía ser la excepción; los fanáticos de la saga de videojuegos se van a encontrar con un familiar personaje, lo cual fue una de las cosas que más me sorprendió de esta quinta película, pero los dejo con la intriga para el momento de la pantalla grande.

Sinceramente pensaba que este sería el final de la saga,pero el mismísimo Paul W. S. Anderson confirmó que dependiendo del éxito de esta entrega, se pensará en una sexta película. Un futuro un poco gris dado que, hasta este momento, recaudaron la mitad de lo que recaudó Resident Evil Afterlife, la cual llegó a los U$D 60 millones, generados por el hype y la emoción de todos los fanáticos de la franquicia, pero que dudo se vuelva a repetir para esta nueva producción.

Finalmente, quería mencionar especialmente a la gente de Sony quienes nos brindaron las entradas para esta premiere, gracias!

Comentarios

comentarios

Comments are closed.