Relaciones digitales

Whatever. None of it’s working. I’ve had a guy leave a voicemail for me at work, and then I call him back at home, and he emails me to my Blackberry, and then I text him to his cell and then he emails me to my home account from the plane phone — and it just totally gets out of hand. I miss the days where you had one phone number with one answering machine that housed one cassette tape and either the cassette tape had a message from the guy or it didn’t. That’s it. Now you have to go around checking all your portals and get rejected by seven different technologies. It’s exhausting.

 Relaciones digitales

Hace tiempo vi He’s just not that into you, y esa cita me había quedado dando vueltas en la cabeza, para pensar un poco sobre cómo la tecnología afecta nuestras relaciones. Yo no sé si extraño los días en los cuales la única forma de contactarte con alguien era por el teléfono de línea, pero sí hay algo que se está volviendo más frío…

Les dejo el extracto traducido:

Lo que sea. Nada de esto está funcionando. Un tipo me dejó un correo de voz en el trabajo, después le devolví a llamada a su casa, y me manda un email a mi BlackBerry, y luego le mando un texto a su celular y después me manda un email a mi cuenta de casa desde el teléfono del avión – y se sale totalmente de control. Extraño los días en los cuales tenías un número de teléfono con una contestadora que tenía un cassette y ese cassette o tenía un mensaje del tipo o no lo tenía. Nada más. Ahora hay que ir por ahí revisando todos tus portales y ser rechazada por siete tecnologías diferentes. Es agotador.

[Foto]

Comentarios

comentarios

Comments are closed.