Por qué no te responden en Twitter

Twitter es un universo vasto y con seres muy variados en él. Mientras que algunos se limitan a monologar, otros entablan breves intercambios con otras personas, y otros van más allá y se ponen a tener charlas que directamente sería mejor tener en un chat. El problema es que no todos respetan el estilo de cada uno.

En esta línea, una de las quejas más frecuentes que leo de algunos usuarios (sobre todo con respecto a famosos y/o _twitstars_, pero que se puede aplicar a cualquiera) es que alguien “no responde” a los twitts. En mi uso de Twitter soy fiel defensora de la postura cada-uno-hace-lo-que-quiere en Twitter, con lo cual este tipo de quejas me parecen un poco fuera de lugar, pero me resulta un tema muy interesante como para examinar.

Entonces, ¿por qué un usuario no te responde en Twitter? Aquí algunas de mis ideas:

##Le preguntaste algo que se puede Googlear

Esta es para mí la razón número uno por la que pueden no contestarte, y una de las que suele regir mi práctica personal: si no te tomaste 10 segundos en entrar a Google.com y buscar algo, no lo voy a hacer por vos. Ojo, no me refiero a cuando uno tira una pregunta _googleable_ al aire para ver quién responde. Si, puede ser un poco vago, pero a veces las opiniones de nuestros followers nos aportan cosas que Google no. El problema es cuando se lo preguntás a alguien en particular.

Por ejemplo: Una twittea “Me voy a ver Inception“, y alguien pregunta “¿De qué se trata?”. Para eso existe IMDB, gente. Pasen este ejemplo a cualquier cosa que se pueda buscar en Internet, y el resultado es el mismo. Peor aún cuando directamente te preguntan algo de la nada… de nuevo, somos personas, no buscadores, para eso hay mil opciones.

Entiendo que a veces estas preguntas son un intento amable de entablar una conversación con alguien, cosa que no está mal. Pero tampoco deberían sentirse ofendidos si no reciben respuesta.

##No hacía falta una respuesta

A veces mandamos mensajes que, en realidad, no _necesitan_ ser contestados obligatoriamente. Claro, un “gracias” o un “ah, mirá vos” siempre son posibles, pero también depende del tiempo de cada uno o dónde se encuentre.

Supongamos que alguien dijo “Odio levantarme a las 6am” y le respondemos “Si, es lo peor que hay, no?”… la conversación muere ahí, no hay más que acotar. Algunas personas lo siguen indefinidamente, como si tuviesen que contestarse cada uno de los mensajes. Yo en ese sentido aplico el mismo criterio que suelo usar con el mail o con los mensajes de texto: puntual y al grano, y no dar más vueltas de las necesarias. Pónganlo en práctica si no lo hacen, les aseguro que les saca un peso mental de encima.

##No es interesante lo que le dijiste

La realidad es dura: a veces decimos cosas que simplemente no son interesantes o están fuera de lugar. No hay más vuelta que darle a eso, a veces es mejor no recibir respuesta que recibir una cortante.

##Fuiste en plan de levante

Esta es un clásico entre hombres y mujeres. Si lo primero que le decís a alguien en Twitter, con quien nunca antes hablaste, tiene claros (y a veces _creepy_) objetivos de levante, es muy probable que no obtengas respuesta –o que te manden a freír churros.

Ejemplos a NO seguir:

– “Me voy a meter en la cama, no doy más”
– “¿Querés que te haga compañía, linda? ;)”

o…

– Anoche soñé algo raro…
– Qué chica traviesa, ojalá hayan sido sueños húmedos y me hayan incluido.

No. Por favor, no.

##Estás spammeando.

No digo que un poco de autobombo esté mal. Yo misma mando todos mis posts a Twitter. Pero cuando le estamos mandando algo a un usuario en particular, algo que jamás pidió o preguntó, no nos tenemos que sentir ofendidos si no hay respuesta. Al fin y al cabo, los que se lo tratamos de enchufar de prepo fuimos nosotros.

##Simplemente, no vieron tu twitt.

Creo que esto es un factor que muchos no tienen en cuenta. A veces la otra persona no vio tu mensaje, especialmente si es un _reply_ o _mention_ público. Esto es muy común cuando le hablamos a alguien con muchos seguidores, que quizás reciben muchos _twitts_ por día, pero también puede pasarle a cualquier otro que se le escapó entre otros mensajes, o que no estaba revisando el _timeline_ cuando le hablaste. Y no hay que desesperar.

Si era algo importante, se le puede volver a decir más tarde, con paciencia. Y si no era importante… entonces no importa, ¿no?

##Consideraciones finales

Esto no es para nada una guía de lo que uno _debe decir_, sino un intento de explicación de por qué muchas de las cosas que decimos o preguntamos no obtienen respuesta.

Tampoco quiere decir que yo (o cualquier otro) se comporte siempre de esta manera indefectiblemente. Muy por el contrario, nada es más saludable que la flexibilidad, y una misma persona puede obviar una pregunta googleable un día, y al día siguiente, porque está de buen humor o porque le parece interesante, contestarla con lujo de detalles. Y está bueno que así sea.

Y ustedes, ¿cuándo no responden un _twitt_?

Comentarios

comentarios

Comments are closed.