Penny Gadget: empoderamiento nerd modelo ’80

Hay cosas que sólo podemos valorar cuando el tiempo pasó. Si bien no puedo decir que alguna vez dejé de amar al Inspector Gadget y compañía, el personaje de Penny -la sobrina rubia e inteligente del héroe- cobra más importancia ahora, al verla en retrospectiva. Su presencia es a las claras el empoderamiento de la mujer nerd (hoy la llamaríamos geek pero entonces eran los 80’s).

Una niña de 10 años con una proto-laptop disfrazada de libro, con un reloj de muñeca asombroso, ya sería suficiente. Cuando, además, se dedica a impedir casi a diario que una organización criminal mundial destruya el mundo, dejando a los adultos como bufones, la receta es inefable.

El empoderamiento de un personaje como el de Penny se basa en su inteligencia, y en cómo sabe hacerla pasar desapercibida. Aún cuando vive en un mundo de adultos, ella muestra la conducta que se espera de una niña de su edad, respetando esa necesidad de los adultos de ser los “protectores”. Todo lo hace, siendo Penny más lista que los adultos.

Tiene un sentido del bien y el mal que demuestra cada vez que salva la vida de su tío, y le suma su increíble habilidad técnica y su alma investigadora. Penny es valiente, ¿acaso la vimos dudar en salir a los lugares más exóticos del planeta por sí misma sólo para proteger a nuestro torpe Gadget?

Claro, Penny era una nerd, ¿qué otro apodo podía tener en los 80 una chica que usara computadora? ¿y que le gustara leer? Resulto ser profética en este rol también porque hoy los niños hiperconectados son la norma y no la excepción.

Las dos versiones de Penny Gadget a rescatar son la clásica de la primera temporada, que todos recordamos (ese morral donde guardaba el libro/computadora era para mi la caja de Pandora) y la de Gadget y los Gadgetinis hubiera sido capaz de hacer caer a Apple y Microsoft de un soplido.

La organización del Doctor Garra era altamente incompetente. Léase: sus secuaces no diferenciaban a un perro de un perro con peluca y labios pintados –grande Sabueso!- y el líder malvado era frustrado por una preadolescente.

Por otro lado, el Inspector más torpe (y adorable, sí) de la historia al que debía salvar constantemente. En un mundo de espionaje y aventuras como éste, nuestra ídola Penny Gadget es sin dudas el empoderamiento nerd como modelo a seguir. Sólo espero que los chicos de primaria de ahora tengan alguien que los inspire como Penny a muchos de mi generación.

Vía: The Realm of Ryan

Comentarios

comentarios

Comments are closed.