pCell, Internet móvil mil veces más rápido que el 4G

Hoy en día los smartphones son tan potentes como las PC de hace un par de años, y con los servicios de streaming como Spotify y YouTube, almacenamiento en la nube como Dropbox y Google Drive, estas computadoras de bolsillo necesitan una conexión potente a Internet más que nunca. pCell es una nueva tecnología que intenta ofrecer justamente eso.

pCell

A todos nos pasó alguna vez estar en un lugar en el que el teléfono pierde señal. Ya sea un área grande como un barrio determinado, el interior de un edificio o un medio de transporte, esta molestia es parte de nuestro día a día. Algunos locales solucionan este problema ofreciendo Wi-Fi, pero la inversión es tan mínima que basta con que haya una cierta cantidad de gente para que la conexión pierda fluidez.

El problema es que las antenas de telecomunicaciones generan una cobertura circular a su alrededor que se pierde a medida que uno se aleja de ellas. Cuánto más cerca estamos de una antena, mejor señal tenemos, y viceversa. El problema que existe es que las áreas de cobertura no pueden superponerse entre sí, porque se generaría interferencia.

A fines prácticos, tener dos torres demasiado cerca sería contraproducente para los equipos móviles porque la interferencia les impediría acceder al servicio. La estrategia de las operadoras está en colocar estas antenas a una distancia que evite la interferencia, pero que al mismo tiempo no deje grandes áreas sin cobertura.

La idea de pCell (o “celda personal”) es ir en la dirección contraria: en vez de desplegar un bajo número de antenas para cubrir grandes áreas, su idea es distribuir una gran cantidad de routers especiales, a los cuales llaman pWaves, para que puedan ofrecer un mejor servicio, pero cubriendo un área mucho más chica.

pCell vs Antenas

En vez de intentar evitar la interferencia, pCell aprovecha la colisión de ondas de radio para combinar las señales provenientes de las diversas pWaves, y así poder ofrecerle a cada usuario una velocidad equivalente a tener una célula personal. Esto implica que cada usuario pueda tener navegación LTE (el verdadero 4G, que sigue ausente en gran parte de latinoamérica) hasta mil veces más rápido y con una señal fuerte, como si estuviera a unos pasos de alguna torre de telecomunicaciones.

Y esta no sería la única ventaja. Según informa Artemis, el startup detrás de la idea, la frecuencia de pCell utiliza menos energía que las soluciones actuales, incluyendo al Wi-Fi. Esto significa menor consumo de energía eléctrica para los usuarios en ambos extremos: no solo las pWaves consumen menos, sino también los celulares que se conecten a ellas, ya que ahorrarían gran parte de la energía que hoy se destina a la búsqueda de señal en antenas cercanas.

Hablando de celulares, el uso de pCell no requiere de especificaciones especiales por parte de los dispositivos que se conecten a ellas: cualquier smartphone actual con LTE puede conectarse y beneficiarse con el incremento de velocidad de navegación y ahorro de energía. Sin embargo, la existencia a futuro de equipos “pCell nativos” mejoraría mucho más el consumo de batería, ya que las partes especializadas podrían requerir menos energía que los actuales chips Wi-Fi.

Desde luego, prometedor como suena, esta nueva tecnología todavía tiene que probar ser capaz de realizar todo lo que muestran los tests experimentales. Salir del laboratorio al mundo exterior es un paso que Artemis tiene planificado realizar hacia finales de este año, en la ciudad de San Francisco, donde planean instalar 350 pWaves a lo largo del área para cubrir la zona.

pCell en San Francisco

A partir de entonces, planean seguir expandiéndose a partir del 2015, asegurando que de lograrse los acuerdos necesarios, podrían desplegar pWaves en todos los mercados importantes para finales de ese año. Desde luego, en este punto es muy posible que la empresa esté diciendo simplemente lo que sus potenciales inversores quieren oír, ya que como decíamos, todavía les resta probar ser capaces de lograr lo que prometen.

Para aquellos interesados en saber quiénes están detrás del desarrollo de esta tecnología tan interesante, Artemis es un startup que cuenta con un equipo de profesionales a cargo de Steve Perlman, quien fue el desarrollador de Quicktime, OnLive y WebTV entre otros. Trabajó para Apple y Microsoft, y sus desarrollos se encuentran en productos de Sony, Philips, Panasonic, Samsung, Motorola y Nintendo entre tantas otras marcas de renombre.

Hay algunos hitos más en la trayectoria de Pearlman, pero basta con mencionar los más importantes para que se vea que no se trata de un grupo de ingenieros sin experiencia tratando de generar algo de hype y ganar prensa, sino que es un proyecto serio, llevado a cargo por profesionales experimentados. E igualmente importante, liderado por alguien de renombre y que seguramente tiene buenos contactos que le permitan agilizar las negociaciones pertinentes.

pCell Pearlman

Desde luego, así como no se trata de un equipo de novatos, tampoco se trata de un gigante de la industria de redes como lo son Ericsson o Alcatel, por lo que de tener éxito en sus pruebas en San Francisco, difícilmente puedan desplegar el nuevo formato a todos los grandes mercados en un tan solo un año como aseguran. En este sentido, una asociación estratégica con alguna marca de renombre en el sector, les sería de gran ayuda.

Las pWaves podrían entonces ofrecer cobertura fina en puntos clave, y posiblemente ayudar a expandir las antenas de edificios y azoteas, gracias a la ventaja de que son estéticamente agradables y de un tamaño reducido. Recordemos que una de las principales quejas de las operadoras es que los dueños de edificios y otros inmuebles se niegan a permitir la colocación de antenas en su propiedad por considerarlas antiestéticas.

pCell pWaves

Artemis promete LTE a máxima velocidad todo el tiempo, sin congestión, sin baja señal, y sin pérdida del servicio. Ahorro de energía para operadoras y usuarios. Ahorro de infraestructura gracias a su capacidad de procesar señales en servidores con Linux. Versatilidad de disposición gracias a los varios patrones en los que pueden desplegarse las pWaves, incluyendo interiores de edificios.

La promesa es grande. Si este nuevo estándar es capaz de cumplir al menos con la mitad de lo que anuncia, estaremos sin dudas frente a uno de los grandes pasos evolutivos de la Internet móvil.

 

Vía | Business Insider

Comentarios

comentarios