Mi postura sobre la publicidad en Internet

Se acerca fin de año y, con las diferentes pautas publicitarias que se multiplican, aparecen también susceptibilidades sobre el tipo y cantidad de éstas en los “nuevos medios” como puede ser un blog (que de nuevo no tiene nada) o una cuenta de Twitter.

El debate da para larguísimo, y aunque me encantaría poder poner el tema sobre la mesa en forma general, hoy quiero referirme al tema desde mi particular punto de vista, sobre todo para los que me leen a diario y quizás les interese conocerlo, y saber cómo me manejo al respecto. Me gustaría que sepan qué esperar y qué no en este blog y los sitios que lo rodean.

Desde el día uno que yo no tengo inconvenientes con la publicidad en los blogs. Todo en su justo equilibrio, por supuesto, pero creo que cada uno es libre de hacer con su espacio lo que quiera, así como los lectores pueden elegir consumirlo o no.

Generalmente la publicidad aparece o como un banner al costado del blog (algún anuncio simpático en Flash) o como parte del cuerpo del blog en forma de post. Si es un post, de vez en cuando incluye algún concurso (como el que hicimos con Dove hace algunos meses). Si es en cambio un mensaje en Twitter, el mismo tendrá un formato evidente (al menos en mi caso, digo, cualquiera con 2 neuronas puede identificarlo, y esa es mi intención), y acompañado del hashtag #ad porque el que avisa no traiciona.

Hay dos razones principales por las que me gusta que esto sea parte de mi espacio. Una es la económica, por supuesto, quien diga lo contrario los está chamuyando. Yo creo que si uno trabja honestamente, tiene derecho a recibir algo a cambio.

Pero la otra razón, que quizás aplique más a las campañas con concurso, tiene que ver con poder ofrecerles a ustedes algo que de otra forma no podría: desde productos para el cuidado personal hasta entradas al cine, me encanta que otras marcas hagan de intermediario para poder darles a ustedes algo, alguna cosita, que yo no puedo ofrecerles por mi cuenta pero que me encanta que puedan llevarse a sus casas. ¿Qué importa si detrás de eso hay una marca que se ve beneficiada? Para mí es un verdadero placer poder ofrecerles algo gratis, una forma de agradecerles por estar ahí, y todavía no conocí a alguien a quien no le guste que le hagan regalos de vez en cuando.

###Entonces, ¿qué esperar?

Si hay algún concurso, seguramente lo haga feliz por todo lo que les expliqué ahí arriba. Ojo, eso no quiere decir que cualquier concurso que se realice aquí sea patrocinado. Por el contrario, este mes es el más digno ejemplo de yo moviéndome para conseguirles cosas de regalo sin que eso me deje un peso más en mi bolsillo, simplemente “porque sí”.

Si en cambio me toca escribir sobre algún tema”a pedido”, pueden quedarse tranquilos que es con mi opinión genuina. Cuando alguien paga por un post, paga por el espacio, pero nunca por la opinión. Si se habla de algún producto, un sitio web o una película, lo que leen de mí es lo mismo que les diría si nos encontramos en la calle y me preguntan sobre el tema. Mi línea es bastante coherente y pueden comprobarlo desde el día uno de este blog.

Cuando se trate de publicidad, la misma estará indicada por texto o imagen. Si no hay indicación, es que no lo fue, por más que se hable de una marca o un evento –a veces una quiere hablar de cosas de este estilo también. De nuevo, no quiere decir que por ser publicidad vaya a escribir una opinión no auténtica, con lo cual pueden leer tranquilos, pero también me parece justo avisarles por si prefieren saltárselo, como en una revista.

Finalmente, un pedido: no se pongan conspiranoicos. He recibido comentarios en posts míos como si estuviese vendiendo algo, y quejas en Twitter por cosas que escribo porque me gustan, o para ayudar a algún amigo. En la vida, uno casi siempre termina hablando de marcas o empresas, desde Microsoft hasta Mozilla, desde McDonald’s, Starbucks, la cerveza de anoche, el restaurante en el que comiste, o hasta algún blog importante. Y eso no quiere decir que haya dinero detrás. Como les dije antes, cuando sea publicidad, es debidamente notado, así que no vean segundas intenciones donde no las hay.

Creo que eso cubre básicamente la forma en la que me muevo en Acceso Directo, y que me interesa que conozcan para ser transparente con ustedes. Si tienen dudas, preguntas o comentarios, los espero –exactamente– en la sección de comentarios.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.