Marcas: ya es hora que pongan las URL en sus carteles

No sé si este fenómeno se repetirá en las ciudades donde viven ustedes, pero por lo menos en Buenos Aires lo veo todo el tiempo: afiches o carteles publicitarios en la calle en el cual la marca, además de promocionar el producto, busca llevar atención a sus perfiles de redes sociales, solo que con un gran déficit: incluyen los íconos de Facebook o Twitter pero no las URL de los perfiles correspondientes.

Esto me parece un error grande en varios sentidos. Veamos juntos por qué:

##Da la impresión de no estar bien pensado

Cuando veo un cartel de ese estilo, pienso “¿Qué pretenden, que haga click en el papel?”. Me da la sensación de que simplemente replicaron la gráfica del sitio web o de algún banner, y no se preocuparon por adaptarlo. Y peor aún, me da la impresión de que ni siquiera saben cómo funcionan los perfiles sociales o cómo hacer para que la gente los visite. Quizás no sea el caso, pero es lo que transmiten.

##Agrega pasos intermedios

Claro que es posible hacer una búsqueda, o que traten de adinivar el nombre de usuario, pero eso es agregar pasos intermedios a los usuarios, que no todos están dispuestos a hacer. Si querés que la gente conozca tus perfiles sociales, dejáselos lo más accesibles posible, no pongas pasos intermedios. Nadie se muere de ganas de seguir a un banco en Facebook como para buscarlo, pero por ahí sí recordarán el nombre de usuario.

Que por cierto, no todas las marcas tienen una URL esperable, ya sea por elección o porque no estaba disponible. Algunos tienen agregados, otros tienen guiones o puntos, etc.

##Mandarlos a buscar es una opción poco sensata

Además de lo explicado anteriormente, hay otra razón por la cual confiar en que los usuarios van a buscar tu perfil no es sensato: los perfiles falsos. En Twitter y en Facebook hay muchísimas páginas y perfiles no oficiales de empresas y marcas, algunos hechos con fines meramente recreativos, y otros para estafar gente. Y la realidad es que, bien posicionados, pueden engañar a muchos usuarios, sobre todo en los segmentos menos tecnológicos.

¿De verdad quieren que su inversión publicitaria termine pudiendo llevar a todos los potenciales clientes a la página que algún chico de 17 años armó desde su casa porque se le ocurrió? Piénsenlo mejor.

##Y a veces parece que simplemente no saben cómo funciona

En el caso puntual de Facebook, antes era lógico mandar al usuario a buscar una página o un grupo porque no había URL amigables. La única opción posible era indicarles qué buscar en el cuadro correspondiente. Pero esto ya no es así, y cuando una marca me manda a buscarlos, simplemente me da la impresión de que jamás se enteraron que pueden poner facebook.com/sumarca.

##Dos ejemplos de cómo hacerlo

No todo está perdido. Aunque a diario son muchos los carteles que cometen estas omisiones, el domingo vi dos en el subte que incluían los perfiles sociales de maneras diferentes pero igualmente efectivas.

Uno de los carteles era del Gobierno de la Ciudad, promocionando los recitales de verano que se vienen. Debajo del texto e imágenes principales, incluían los íconos de Twitter y Facebook, y al lado de ellos las URL completas de cada uno: twitter.com/gcba por un lado, y facebook.com/GobiernoDeLaCiudadDeBuenosAires por el otro. Admito que me parece un poco largo éste último, pero bueno, por lo menos está la URL y es uno de los muy pocos que la pone completa que vi hasta ahora.

El otro era de California Burrito Co, que fueron por un estilo que yo prefiero, pero que no necesariamente se ajusta a todos los públicos: los íconos de Facebook y Twitter, acompañados solamente por los nombres de usuario: /CaliforniaBurritoCo y @CaliforniaBurritoCo respectivamente. Corto y eficaz.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.