Luke… I´m Your Father

Luego de un buen tiempo, vuelvo a mi cause natural en mi participación en este blog, y llego a ustedes con la review de unos de los últimos juegos que han salido.

Habiendo terminado de ganarlo ayer, voy a contarles un poco como viene la mano del “Star Wars, The Force Unleashed”, el último juego de esta saga, creado por LucasArts (la empresa encargada de sacar todos los juegos de esta serie, obviamente, le pertenece a George Lucas).

La historia del juego no aporta mucho, es bastante básica y predecibles. Pero bueno, ninguno de los que jugamos a esto, o por lo menos yo, no esperabamos una super historia, sino que queriamos tener un sable laser en nuestras manos y darle masa a todo lo que tengamos al rededor, cosa que el juego te lo permite.

Les comento, primero, que la versión que yo jugué fue la de Psp, pero es la misma que la de las demás consolas.

La historia comienza cuando el más malo de todos los malos, el Emperador, nos dice a nosotros, Darth Vader (Si, aca es cuando te parás, saltás, gritás, aplaudís… SOS DARTH VADER), que vayamos a un planeta a hacerlo pomada porque ahí hay gente que no queremos que viva (es más intrincado, pero poco importante). Entonces vamos, y JUGAMOS CON DARTH VADER, revolvemos todo y son unas pequeñas pantallas, cortas, en las que tenemos un sensillo y atractivo tutorial en el que aprendemos como armar un tole tole en donde estamos.
Claramente, nadie es rival para nosotros, con lo cual tenemos la libertad de ir practicando lo que nos enseñan. Acá es donde el juego se re pone: basicamente tenemos cuatro habilidades que se van uniendo y armando distintos combos. Saltamos, pegamos con el sable, manejamos la fuerza y electrocutamos.
Entonces: podes hacer combos de sable, sable y un rayo; o agarrar a alguno con nuestra fuerza, hacerlo levitar un poco y despues tirarlo contra alguien o algo, etc., etc., etc…. las posibilidades son realmente muchas. Y la jugabilidad es tan buena y facil, que en un toque ya lo manejamos a la perfección y estamos reboleando a todos los enemigos por el aire (En serio, es muy divertido eso). El mapa es 100% interactivo, con lo cual, podes destruir todo, y podes agarrar lo que sea con la fuerza, y rebolearselo a tus enemigos.
Luego de que terminamos esta misión con Vader, vemos una cinemática (hay varias a lo largo del juego), en la que se cruza con un niño zarpado en poder y decide adoparlo como su aprendiz. Este chiquito era el hijo del Jedi que nos enviaron a matar. Luego, hacemos un salto a la adultez de “El aprendiz” (así se llama), y ahi sí, comenzamos a jugar con este personaje a lo largo de todo el juego.

Acá es donde comienza realmente: comenzamos a hacer misiones que nuestro maestro, Vader, nos encomienda y vamos desarrollando la historia. Que es más o menos así: no se si a ustedes, como a mí, les hizo un poco de ruido esto de tener un protagonista malo, pero bueno… quedense un segundo con esto, y les cuento la historia. El movil de todo, es tirar abajo la república, para esto, hay mucha gente que matar y muchos lugares por destruir. Para eso estamos nosotros, que nos enseñaron a lucha y a odiar a los Jedis. Entonces nos dan una nave, una piloto sospechosamente bien parecida, rubia y pechugona y un robotito que sería C3PO, pero de los malos.
Entonces con esta pequeña trup, nos vamos a destruir todo lo que nos dicen que destruyamos, sin embargo, a cada Jedi que estamos por matar, nos tira algo así como “Siento algo bueno en tí”… La cosa es que, van transcurriendo las misiones, nos van llenando la cabeza de que somos buenos, nos vamos enamorando de la rubia y terminamos, como era obvio, comiendonos a la piloto, siendo buenos y desarmando a Darth Vader y al Emperador.
La historia es muy clara, muy obvia y muy chata, pero el juego es lo que vale la pena.
Tenemos distintos tipos de enemigos: los N/N de siempre, los N/N de siempre que tienen un arma mas pulentosa, los jefes de cada nivel y, como comenzó a aparecer hace unos años, los monstruos que nos llevan 80 metros de diferencia. Para solucionar la jugabilidad con estos últimos enemigos, emplearon un método que, por lo menos yo, lo vi por primera vez en el God Of War, que es la secuencia de botones y la cinemática. Es decir, cuando le queda relativamente poca vida, te aparece un indicador de que apretes algún boton específico, si lo haces rápido, entras en una secuencia que va haciendo un combo, con una animación en la que realizás una serie de movimientos que culminan con la destrucción de tu enemigo.
Otro detalle piola, es que a lo largo del juego vas encontrando cristales para ponerle distintos colores a tu sable laser, ropa para cambiarte y habilidades para ponerle al sable y puntos para subir tus propios Skills.

Para terminar, les cuento que hay otro modo de juego, que es el modo DUELO, en el que elegís distintos personajes, y pequeñas mini historias que las tenes que completar para ir destrabando otros personajes, mapas y demáses frutas.
Tenemos un duelo en particular, que HAY QUE HACER, en el que somos Darth Vader y luchamos contra Luke… y el final del mismo (luego de la secuencia que les comenté) tiene el inmortal diálogo: “Sabes lo que paso con tu padre?”, “Se lo suficiente, que tu lo mataste”, “No Luke… yo no lo mate… Yo soy tu padre”… Ahí uno simplemente suelta la PsP un segundo, se para, aplaude, y agradece a la vida por ese momento.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.