Los lectores de e-books leen más que los de libros de papel

De acuerdo a un estudio realizado por el Pew Research Center, la lectura de libros electrónicos no sólo va en aumento sino que además aquellos que poseen lectores o e-readers leen más que aquellos que prefieren los libros clásicos.

En febrero de 2012, un 21% de las personas encuestadas aseguraron haber leído un e-book, comparado con el 17% que se calculó en febrero de 2011. Este dato puede que no nos sorprenda tanto, ya que la oferta de e-readers de diferentes compañías o librerías va en aumento, como así también la popularidad de las tablets.

Lo que sí resulta un dato sorprendente es que los lectores de e-books aparentemente leen mucho más que el resto de los lectores tradicionales. El lector de e-books, según el estudio, lee aproximadamente 24 libros al año, mientras que aquellos que prefieren el libro de papel, leerían alrededor de 15.

Esto podría deberse en parte a la practicidad de los e-readers que permiten llevar cientos de libros en un mismo dispositivo más delgado que un lápiz y que entra cómodamente en cualquier cartera o bolsillo. Pero además, se supone que aquella persona que compra un e-reader como el Kindle de Amazon o el Nook de Barnes & Noble, por mencionar los más populares, es generalmente una ávida lectora dispuesta a invertir dinero en un dispositivo que hará más fácil y conveniente su actividad favorita.

A su vez, estos lectores aseguraron que al existir mayor disponibilidad de títulos en formato digital, leen mucho más de lo que solían leer con anterioridad. Cabe mencionar, si hablamos de disponibilidad de títulos, al nuevo sitio que Amazon lanzó para los lectores de habla hispana con más de 30.000 libros en español.

Otro dato curioso que arrojó este estudio es que el 42% de los lectores de e-books dijeron leer en su computadora y no en un dispositivo pensado para la lectura. Los lectores de e-readers, como los mencionados más arriba, se encuentran en el segundo lugar con un 41%, seguidos por un 29% que lee e-books en sus teléfonos celulares y un 23% que lee en sus tablets.

Si bien la popularidad de los libros electrónicos va en aumento, como así también la oferta de e-readers y tablets, la realidad es que los clásicos libros de papel todavía siguen dominando el mercado.

Y ustedes, ¿qué prefieren?

Via: Pew InternetFoto

  • Bitacora Economica

    Sí que me gusta mucho leer con los libros en papel pero de seguro que si tuviera una tablet, o similar, leería aún más! Es por el simple hecho que es mucho más portable que un libro de esos de 500 páginas y, agregar que no sólo leería libros.

  • Nacho

    Yo desde que tengo el nook (7 meses) me leí cerca de 25 libros… Leo la mayor parte en el viaje al trabajo en mi querido (?) tren roca

  • AirieFenix

    Básicamente, es verdad que se encuentran títulos que en papel es difícil de conseguir.

    He podido leer libros de Asimov que no encontraba por ningún. Lo más gracioso es que en muchas librerías te dicen “no, no tengo Bóvedas de Acero pero tengo…”. Aaaaah, es el único que me falta para leer esa serie, no me ofrezcas algo que no me sirve…

    Eso si, admito que varios de esos libros los terminé bajando sin pagar, por no existir tienda especializada. Aunque, por el otro lado, en mi afán de ser legal he comprado libros en Amazon aunque estuviesen en inglés, lo que me ayudó a practicar idiomas :P

    Con suerte, la nueva tienda/sección de Amazon con libros en español cambie esto.

    • AirieFenix

      PD: todo lo que digo, es válido desde que tengo el Kindle.

      PD2: amo a mi Kindle.

      PD3: no será mucho? :P

  • http://deplanos.com Fernando

    En los ultimos 6 meses lei cerca de 20 libros distintos en mi ereader…. Unas 4 o 4 veces mas que cuando leia en papel. Lamentablemente se me cayo y se rompio :(

    Saludos

  • http://josjacquier.blogspot.com.ar/ José Jacquier

    La verdad que si, desde que tengo una tablet estoy leyendo considerablemente más que antes (estoy en la primera minoría) ¿La causa? Puede ser la emoción de lo nuevo o tal vez que en poco espacio (físico) tengo mucho espacio (no físico), además de la gran y hermosa posiblidad de aumentar el tamaño de la fuente (sobre todo para los que vemos poco). Mi tiempo de lectura, hablando sólo de libros, aumentó de 30 minutos diarios a 2 horas. El único disgusto que tengo con los ebooks es que los precios del formato digital no son tan distintos a los de papel, por lo que en lo que a precio respecta no es un punto a favor del ebook. Lo que me llama poderosamente la atención sobre el valor de la imprenta en el precio final de los libros (ya que en ebooks no hay costos de imprenta). La ventaja es que hay muchos sitios desde donde se los puede descargar gratis e incluso aplicaciones (como Scribd o Watpad) donde se las pueden bajar gratis.