Los futuros HQ de Acceso Directo

Como saben (y si no, les cuento), suelo escribir sobre mis temas personales en Vitamina Ce. Pero esta vez voy a mezclar un poquito las cosas para mostrarles qué es lo que me tiene un poco ausente y muy atareada en estos últimos días: la mudanza infernal.

Estoy cambiando de casa y la única palabra que lo puede describir es CAOS. Lo que debería ser mi habitación los Headquarters de Acceso Directo no es más que ese lío que pueden ver en la imagen que encabeza el post. Y no voy a tener Internet hasta que Speedy se digne a venir a instalarlo (que puede demorar hasta 7 días, y eso me hace llorar).

De momento, hago vida nómada: bloggeo donde encuentro WiFi (la casa de mis abuelos es el destino obligado) y _twitteo_ desde el celular. Duermo donde puedo (hola, piso) e invado a diversos familiares a la hora del almuerzo, porque el picnic casero deja de ser divertido después de 5 días.

Mientras tanto, háganme compañía. ¿Qué me pueden aconsejar para que, al menos digitalmente, el proceso sea menos molesto?

Comentarios

comentarios

Comments are closed.