Los 3 tipos de publicidad paga en Twitter

La espera que muchas marcas, organizaciones, políticos, artistas y deportistas tenían parece haber llegado a su fin tras los anuncios de Internet Media Services (IMS), socio estratégico y único representante oficial de Twitter en el continente. Dicha empresa ha informado recientemente que ya cuenta con los requerimientos técnicos para poder brindar ese preciado servicio de publicidad directa en esa plataforma.

Hasta ahora, tanto Google como Facebook tenían plataformas de ads avanzadas funcionando y lograban ser un espacio muy atractivo para empresas que deseaban llegar directamente a sus clientes/consumidores saltando las barreras de la publicidad tradicional. Twitter, el último gran jugador que quedaba afuera de este circuito, finalmente ha habilitado su servicio para nuestra región. Este sería un resumen de cada servicio que puede servir para ir entendiendo los beneficios de cada segmento:

  • Tendencias Promocionadas: Ser el primero en la lista de trending topics, consiste en un sponsoreo de precio fijo por 24 horas.
  • Cuentas Promocionadas: Son cuentas de usuarios que se crean para conseguir followers y se puede segmentar según intereses varios, perfiles de usuarios similares a los que ya siguen a mi cuenta o perfiles similares de usuarios que siguen a otras cuentas.
  • Tuits Promocionados: funcionan como cualquier otro tuit en el timeline pero tienen un formato de permanencia que garantiza al auspiciante mantenerse a la vista cuando el usuario ingresa al sitio; luego, desciende como cualquier otro.

Todos estos tipos de publicidad en Twitter se distinguen con la etiqueta amarilla de “promoted” (promocionado) y se configuran directamente en las configuraciones internas de cada cuenta. Una vez que se pide la orden de servicio, aparece una nueva opción llamada “Ads” en donde la empresa puede configurar el servicio que desea, hacer la segmentación, destinar el presupuesto total o diario y acceder a un panel de estadísticas bien concreto.

Por ahora, IMS venderá publicidad con un piso mínimo de US$ 20.000 en tres meses. Estar al tope de las tendencias tiene un costo fijo y, aunque aún resta definirlo para la región, suele requerir presupuestos abultados. En cambio el precio de las cuentas y los tweets los pone el mercado a través de un mecanismo de subasta que se inicia en un centavo de dólar ($ 0,467) y puede alcanzar los US$ 2 ($ 9,34). El remate está relacionado con la segmentación de los usuarios, cuyo perfil se capta a través de palabras clave, categorías de interés, o usuarios de intereses similares a los seguidores con los que ya cuenta la empresa.

Habrá que ver si las organizaciones y demás interesados aceptan el desafío de tener fuerte presencia en esta importantísima red social, aunque a veces puede considerarse una inversión demasiado grande para los objetivos que se persiguen dentro de la estrategia digital.

Comentarios

comentarios