La lucha constante de la reputación del Bitcoin

Hablar de Bitcoins como una amenaza ya resulta prácticamente un cliché. Desde que la moneda virtual cobró relevancia en las masas y evolucionó del boca en boca techie (proceso que aún continúa), hemos escuchado opiniones de todo tipo. Desde economistas hablando pestes, hasta gurús predicando un futuro perfecto en el que hacemos pagos en BTC directamente con nuestro teléfono, y aunque esto último puede parecer que está a la vuelta de la esquina, a menudo vemos que se forman baches y que los que más tienen para perder con los Bitcoins no buscan otra cosa que destruir su reputación. Supervivencia del más apto.

La semana pasada veíamos cómo este tipo de monedas puede ser fácilmente controlada, con el caso de los Dogecoins. Hoy tenemos por un lado a Apple, quien recientemente baneo del App Store a Blockchain una de las billeteras virtuales más utilizadas en iOS, en lo que supone una seguidilla de baneos que en días anteriores había afectado a Coinbase y Coinjar. Según el mismo CEO de Blockchain, el baneo se debe sencillamente a que Apple busca mantener políticas bien monopólicas en el App Store, para que en un futuro puedan implementar su propio sistema de pagos onlines, el cual se rumorea que está actualmente en desarrollo (iMoney, perhaps?), sin competencia alguna. Obviamente el único herido por esta movida es la propia empresa, ya que el usuario con actividad constante en el mercado del Bitcoin no dudará en migrar de plataforma.

Bitcoin

Hace unos días me enteraba por Falkvinge que MtGox (la mayor casa de cambio en lo que respecta a monedas virtuales) tiene U$D 38 millones en operaciones incumplidas, esto es, los Bitcoins fueron retirados de las cuentas de los usuarios, pero nunca se les depositó los dólares correspondientes por la transacción. Si bien, MtGox dice estar trabajando sin parar para solucionar estos inconvenientes, coincido en lo que dice Falkvinge, si el Bitcoin quiere volverse realmente popular, deberá mejorar su infraestructura para las transacciones, sobre todo las que impliquen grandes cifras.

La historia más reciente, y la que originó este artículo: PayPal comenzó a banear cuentas de usuarios que de alguna manera están relacionados con el Bitcoin. En el foro BitcoinTalk hay un buen número de usuarios que cuentan cómo sus mails (y correspondientes cuentas) fueron banedas de PayPal por actividades relacionadas al BTC, ya sea que vendan equipo para minar o eBooks para aprender y educarse sobre la misma, hasta gente que vendía la moneda directamente. Esto último sí representa un problema directo con las políticas de PayPal, que fueron recientemente actualizadas para banear las cuentas de quienes se dediquen al cambio de monedas virtuales, o como bien dicen en los mails: “Per our current Acceptable Use Policy for Money Service Businesses, PayPal may not be used to operate a currency exchange, bureau de change or check cashing business”.

En parte es confuso, ya que si bien el Bitcoin es una gran amenaza al servicio que provee PayPal, como bien señalan en Medianama, el mismo Presidente de la compañia, David Marcus, tiene BTCs y soporta a la comunidad. Por otra parte, esto no es algo nuevo, desde el 2011 que vemos discusiones sobre baneos y cómo el Bitcoin no es en realidad una moneda (legalmente no lo es) sino un bien virtual.

BitcoinUna de las cosas que se escucha decir a los economistas que opinan sobre el Bitcoin es que la moneda tendrá un grave problema de deflación. En el mercado, la deflación se produce por dos situaciones principales: insuficiencia de la demanda o exceso de oferta, lo que lleva a que los comerciantes reduzcan sus precios para poder cubrir los costos fijos de su negocio, lo que desemboca en un círculo vicioso, los consumidores especulan con la caída de precios y prefieren esperar para comprar ya que al día siguiente los precios estarán aún más bajos.

Leo en Business Insider un genial artículo que explica cómo la deflación aún no es un problema para el Bitcoin. Debido a que hay una cantidad fija de BTCs, se dice que la gente se anticipará a atesorarlas ante la suba del precio y que esto provocaría una caída en el consumo de la moneda, por eso los economistas dicen que el Bitcoin solo es una herramienta especulativa. Esto sería cierto si el Bitcoin fuera un dinero fiat, es decir, regulado por una entidad gubernamental y leyes.

Actualmente, el Bitcoin es un método para hacer transacciones en moneda fiat, es decir, se basa principalmente en el dólar para mantener un valor real de mercado. Por eso, en verdad no importa el total de monedas minadas, sino el valor total de las mismas cuando se las valora en relación a otra moneda. El Bitcoin no puede tener un problema de deflación porque es simplemente una manera de realizar transacciones con una moneda corriente, pero en el caso de que fuera a reemplazar una moneda fiat, entonces sí se podría hablar de este problema.

Mientras tanto, leemos titulares como que ahora 28.000 tiendas de UK aceptan el pago en Bitcoin. El que dice tener la bola de cristal para saber cómo va a terminar todo esto, les está mintiendo. Pero definitivamente va a ser algo lindo de ver (o sangriento si se quiere). Con la creciente moda de que cada empresa quiere imponer su propio sistema de pagos, y que los gobiernos del mundo están cada vez más empecinados en regular este mercado (les recomiendo este artículo de The Verge), creo que esto no puede sino mejorar. Y si no es el Bitcoin, será la siguiente. Pero algo es seguro, nuestra forma de ver las monedas virtuales cambió para siempre.

Comentarios

comentarios