La bendición del trabajo desde cualquier lugar

Si hay algo que agradezco sobre mi trabajo, es que se puede hacer –casi– desde cualquier lado. Sólo necesito una conexión a Internet decente, mi notebook, y nada más. Y agradezco, también, trabajar para una empresa que entiende esto.

Alguna vez comenté la frase “El trabajo es algo que uno hace, no un lugar al que va“, y me gusta ver cómo más y más esta tendencia cobra fuerza en el mundo.

Por supuesto, no todos los trabajos permiten movilidad, y eso es algo lógico. Pero sí me duele ver empresas que todavía son absolutamente rígidas con respecto al trabajo en la oficina cuando solo un par de días de Home Office al mes, cuando la tarea lo permite, haría maravillas para el equilibrio entre vida y trabajo de los empleados.

Home Office

Pero las empresas inteligentes son las que en vez de asumir que tienen que controlar a sus empleados todo el tiempo, les dan –de a poquito, cada vez más– flexibilidad para que puedan hacer sus tareas remotamente. Y al menos en mi caso, y sé que en muchísimos otros, esto no causa un “viva la pepa” de usar el día de trabajo remoto para descansar, sino al contrario, aprovechar al máximo ese tiempo para demostrar que uno es productivo independientemente del ambiente.

Una vuelta de tuerca más es cuando podemos trabajar desde lugares más lejanos, mezclando un poco el viaje por placer con el trabajo cotidiano. Yo esta semana tuve la suerte de poder trabajar desde San Pablo, y quién te dice, la vida puede llevarme a hacer mi trabajo en Baja California, Montevideo, Toronto o Japón. No que haya nada de eso en mente (por ahora), pero me motiva mucho saber que sería posible si el destino me lo pone en mi camino.

Todo esto viene a colación de que la flexibilidad y la movilidad me parece uno de los grandes terrenos ganados en esta compleja relación con el trabajo, y de los que más tenemos que cuidar, demostrar que somos capaces de ser responsables en cualquier lugar, y empezar a valorarlo como uno de los beneficios más atractivos que se puede tener dentro de una relación laboral de dependencia.

Ahora cuéntenme ustedes si disfrutan de este beneficio, y cómo lo usan.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.