Imprimiendo nuestro futuro en 3D

Con la rapidez con la que crecen y aumentan las invenciones, los desarrollos científicos y tecnológicos, hoy en día estamos a costumbrados a estar constantemente bombardeados con noticias que hace pocos años hubiesen volado mentes y hoy tan solo logran captar la atención de un puñado de personas (globalmente hablando). Es indudable el hito que significó para la humanidad la introducción de la imprenta, pero si hace solo 10 años nos hubiesen dicho que podríamos imprimir en la comodidad de nuestra casa modelos en 3D, probablemente una gran mayoria los hubiese tomado en chiste.

impresoras 3D

La semana pasada me topé con algunos artículos interesantes que me llevaron a pensar cómo casi a pasos agigantados vamos dándole forma a nuestro futuro con impresoras 3D ayudándonos. Durante el 2013 comenzamos a ver el crecimiento de las empresas que saltaban al mercado de las impresiones en 3D y las ofertas que llegaban para el mercado hogareño además del industrial. Desde una de las más famosas como MakerBot, hasta emprendimientos locales, el mercado se amplía cada día más. Y ya con casi un mes del inicio de 2014, comenzamos a ver las nuevas tendencias y cómo nuevas empresas logran empujar aún más los límites del mercado de impresoras 3D. Desde dulces y ropa, hasta edificios enteros.

¿Qué niño, bueno, qué adulto también, no soñaría con poder fabricar sus propios dulces? Por The Verge me enteré que durante el CES una empresa presentó una nueva impresora capaz de darle vida a caramelos en 3D, ChefJet. Los modelos van a oscilar entre los 5000 y los 10.000 dólares, dependiendo obviamente de las capacidades de la impresora. Con el modelo regular obtendrán caramelos en blanco y negro y varios sabores, pero con el modelo Pro van a estar más cerca de ser un real life Willy Wonka, o algo así. Les recomiendo ver la galería de fotos con los dulces impresos, y si viven en California ya pueden comprarlos :D. Por otra parte, Hershey Co. en compañía con 3D Systems Corp. buscará desarrollar y mejorar la impresión de productos comestibles, aunque todavía no se conocen bien los detalles de cómo lo llevarán a cabo.

Impresoras en 3D

Cuando de moda se trata, Aaron Rowley es uno de los primeros en darle una nueva cara al mercado. Su empresa es Electroloom, dedicada a construir una impresora 3D para capaz de producir ropa con algodón y fibras recicladas.

impresoras 3D

Imaginen poder fabricar su propia ropa con un molde exacto de su cuerpo para un fit preciso. Bueno, me adelanto unos años (probablemente meses, a este ritmo), pero sí aseguran que para fin de año tendrán un modelo terminado y en funcionamiento. Electroloom planea que su proyecto sea más una comunidad colaborativa de diseños (algo como crowdsourcing), y lógicamente empezarían con prendas básicas, remeras y sweaters. Pueden leer más sobre ellos en Fast Co.Design.

Imaginen que de un día para el otro, luego de concretar los planos con un arquitecto, pueden disfrutar de su nueva casa, y la parte más divertida de ello: amueblarla y hacerla realmente tuya.

Behrokh Khoshnevis, profesor en University of Southern California, desarrolló un concepto de impresora 3D capaz de fabricar una casa de concreto de 232 m2 en 24 horas. Este tipo de tecnología puede aplicarse en una gran gama de situaciones, desde la construcción de complejos comerciales y barrios privados, hasta refugios de emergencia o casas de bajo presupuesto (estatales por ejemplo). En el video a continuación explican la situación actual en el mercado de la construcción y cómo ayudaria Contour Crafting a solucionar los principales problemas y mejorar el mismo.

Desde impresoras DIY construidas con tus propias manos, hasta modelos industriales de U$D 10.000 o más, el mercado de las impresoras 3D aún está asentándose, pero a este ritmo, está prácticamente asegurado que veremos muchas más implementaciones en el futuro cercano.

Por su parte qué opinan, ¿les interesaría tener su propia impresora? ¿o prefieren un servicio confiable con el que contar? ¿qué otras áreas se les ocurre para implementar esta tecnología?

Comentarios

comentarios