House of Cards, la segunda serie exclusiva para Netflix

A principio de año, Netflix dió la noticia de que empezaría a meter cabeza en la producción -y distribución obviamente- de sus propias series, de manera exclusiva para sus usuarios (aproximadamente unos 30 millones en todo el mundo). Así lo vimos con Lilyhammer, su primer intento en este salto, la cual tuvo buen recibimiento tanto de los usuarios como de los críticos.

El día de ayer finalmente lanzaron el trailer de su próxima producción, House of Cards, la cual tiene como estrella principal a Kevin Spacey (American Beauty o 21, por nombrar algunas de sus películas), Beau Willimon (The Ides of March) como guionista, y David Fincher como productor, quien, bueno, seguramente conozcan de Fight Club, The Social Network, The Girl with the Dragon Tattoo o The Curious Case of Benjamin Button; creo que el punto quedó claro, Netflix verdaderamente puso pilas para acercarnos a los usuarios un excelente remake de la mini-serie británica de los ’90, la cual obviamente tiene el mismo nombre, por si la quieren buscar.

A continuación les dejo el trailer y más detalles sobre la serie.

House of Cards se basa en la historia de Francis Underwood, el consejero del futuro presidente de los Estados Unidos, quien le prometió un puesto cerca de él en el poder, pero que luego será traicionado; ¿el problema? Francis conoce demasiado bien los secretos guardados por el Presidente, por lo que se fiará de una joven periodista –Zoe Barnes (interpretada por Kate Mara)- para poner a cubierto todo lo que la elite política se guarda en su cerrado círculo social.
Definitivamente nos encontramos con un drama que promete, cada detalle está cuidado, desde el -increíble- reparto, hasta los productores y guionistas que están al nivel de una trama de esta magnitud.

Para el estreno de la serie tendremos que esperar algunos meses todavía, ya que recién la podremos disfrutar el 1° de febrero del año que viene, mientras tanto, pueden conocer más sobre la serie en su site.

Lo cierto es que esta es la oportunidad para Netflix de poder dar el salto, como decía al principio del post, hacia otro modelo de distribución de contenidos, trabajando con sus propios tiempos y llevando a los usuarios los estrenos de manera universal, uno de los puntos más criticables en el mundo de las series; por ejemplo el caso de The Walking Dead, la cual los nuevos episodios tienen 72hs de retraso en algunos países latinoamericanos.

 

Via: Vaya Tele.

Comentarios

comentarios