Hombres, ¿cómo mezclan cuidado y potencia?


Foto: L0is

Hay cosas que cuidamos con más atención que otras. Sospecho que la mayoría de nosotros contará entre esas cosas su computadora, su teléfono, su consola favorita de videojuegos y algún que otro artículo de colección que tiene un valor muy especial. Pero, ¿cuánto nos cuidamos a nosotros mismos?

Más allá de la actividad física o el tipo de comida que ingerimos, hay muchas formas de cuidarnos. En el caso de las mujeres, a veces es un cliché casi aburrido el tema de “cuidarse”, pero en el caso de los hombres me resulta mucho más interesante. Así como los geeks dejaron de ser tipos socialmente ineptos y burlados por todos, y de a poco fueron enorgulleciéndose de su “identidad” (¿se acuerdan de ese gráfico del Geek 2.0?), me encanta cómo muchos hombres empiezan a cuidarse más a sí mismos y su apariencia sin sentir vergüenza por ello. Eso es tener confianza en uno mismo, y es la mejor arma en cualquier situación de la vida.

De hecho, según un estudio realizado por Dove Men, se puede trazar un perfil del hombre actual, que cambia esos estereotipos y que combina potencia y cuidado de manera original. Por ejemplo, cerca del 62% coincidió en que una manera de definir potencia en el ámbito familiar, es involucrándose activamente en la crianza de sus hijos.

También revela que el 83% de los hombres encuestados consideran el cuidarse a uno mismo, incluyendo su apariencia física, como algo perfectamente válido. Adicionalmente el 66% consideró que cuidar a su familia es una de las cosas más importantes en las que se envuelve.

A mí me gusta un hombre que sea lo suficientemente seguro de sí mismo como para romper con prejuicios prehistóricos y se preste atención a sí mismo. ¿Y a ustedes? Los lectores, ¿lo hacen? Y a las lectoras, ¿qué les parece?

Comentarios

comentarios

Comments are closed.