Facebook Messenger: un killer de verdad

Hace tiempo escribí cómo me parece tonta y apresurada la manía de tildar de killers a lanzamientos solo por su parecido o relación con tecnologías que ya existen, pero alguna diferencia llamativa. Hoy en cambio voy a decirlo por primera vez: creo que el flamante Facebook Messenger es un verdadero killer para los programas de chat de escritorio.

El cliente en sí no es la gran cosa, básicamente es el chat de Facebook, separado del navegador. No tiene funciones que no puedas encontrar en la página de la red social, y al igual que en ésta podemos ver la actividad de nuestros amigos y hasta recibir notificaciones de nuestras cosas de Facebook (algo que es un gran atentado contra la productividad).

¿Por qué entonces me parece un killer? Por la libreta de contactos. Aunque a esta altura cada uno ya tenga armada su lista de amigos en su programa favorito (llámese Google Talk, Windows Live Messenger, ICQ, etc), Facebook es el verdadero lugar en donde la gente pasa cada vez más tiempo, donde tenés a cualquiera de tus amigos, y poder contactarse con ellos sin la necesidad de estar atados al sitio web, “mientras hacemos otras cosas”, es lo único que le faltaba para empezar a comerse a la competencia.

Y creo que esto va más allá de que actualmente el chat de Facebook se puede integrar a otros clientes, por primera vez creo que es el inicio de algo enorme.

Para terminar, en algún momento me pregunté si sacar a la gente de Facebook.com y darles el chat aparte no sería perjudicial para la red social, pero las notificaciones (que no hay forma de deshabilitar, por el momento) se van a encargar de seguir llevando a la gente al sitio. Una, y otra, y otra vez. Todo el día.

A veces me da miedo lo bien pensado que tienen todo.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.