Entourage (dime con quién andas…)

Siempre fui fan de las series, pero desde que Internet me facilita el acceso a diferentes programas y temporadas, mi gusto se potenció mucho más, y es una de las áreas que me gustaría empezar a explorar desde el blog. Para mañana tengo preparado un post sobre Mad Men, en el pasado lo hice hasta el cansancio de LOST, y otros favoritos como The Big Bang Theory o Heroes en su momento.

Hoy, sin embargo, no soy yo la que va a escribir, sino Ezequiel, quien como lector se animó a contribuir, y nos va a hablar de una serie que devoré el año pasado y que les recomiendo mucho: Entourage. Los dejo en buenas manos:

Vincent Chase es una de las estrellas de Hollywood más importantes y tal vez lo recuerden de películas como Queens Boulevard, Aquaman de James Cameron o Gatsby de Martin Scorsese. Y si acaban de exclamar un WTF grande como una casa es porque todavía no conocen Entourage.

Entourage es una serie que cuenta la vida de Vincent Chase, una joven estrella del firmamento hollywoodense y su inseparable grupo de amigos, el cual está compuesto por:

Eric Murphy: El mejor amigo de Vincent, un poco controlador y enamoradíso quien admeás es su manager.
Turtle: Si, así a secas como Madonna o Cher. Otro amigo de la infancia bastante fumón que se ocupa de organizar todas las jodas, también hace de chofer de Vicent.
Jonny “Drama” Chase: El hermano bastante mayor de Vincent, quien es un actor medio fracasado que tiene que vivir a la sombra de su hermanito. El dato curioso es que está interpretado por Kevin Dillon, el hermano desconocio de Matt Dillon.

Estoy seguro que a esta altura muchos se preguntarán porque estoy en el blog de Cecilia recomendando esta serie y la respuesta es simple, porque la señorita Saia me dejo y además porque Entourage es una serie que siempre te da lo que promete. No te propone complicadísimas tramas, ni historias hiper dramáticas, ni giros inesperados en el guión. Acá no vas a descubrir que el padre de tal era el hermano y amante de otro que salió de un coma, no señor, acá los problemas que se presentan son los que cualquier hijo de vecino puede tener, como por ejemplo, no conseguir porro para una super fiesta o que a uno le regalen dos Ferraris para su cumpleaños.

Igual les digo que, como la frase hecha indica, me guarde lo mejor para el final, los personajes secundarios. Todos son geniales y sus historias, en muchas ocasiones, superan a la del cuarteto protagonista. [Nota de Ceci: De hecho, el personaje favorito de muchos, yo incluida, es Ari Gold, el manager de Vincent que comienza como un personaje secundario y termina por robarse la serie con su personalidad.]

Pero, por si todo esto fuera poco y por el mismo precio también se llevan cientos de cameos de famosos haciendo y burlándose de ellos mismos, porque al fin y al cabo que sería de Hollywood sin sus estrellas.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.