Llevando la energía renovable a rincones alejados de la civilización

energía renovable energía renovable

Una de las problemáticas que más afiglen a la humanidad, además del agua potable y el clima, es la preocupación sobre la energía renovable, encontrar alternativas que no dañen al medio ambiente y que a su vez nos proporcionen de la energía suficiente para alimentar nuestra civilización. A lo largo de la última década, se ha avanzado bastante en el uso de las tecnologías concernientes a energía eólica y solar, sobre todo en países desarrollados, donde es bastante común ver granjas de paneles solares o de turbinas eólicas, grandes ejemplos son Alemania o el Reino Unido.

El problema con la energía eólica es que, debido a la geografía del lugar, no siempre puede construirse una turbina para aprovechar los vientos de la zona. Con esto en mente, una empresa estadounidense llegó a una solución para poder brindar todos los beneficios de dicha tecnología, en casi cualquier lugar del planeta.

Altaeros Energies, una empresa fundada en Massachusetts (específicamente en el MIT) que conocí gracias a Fast Co.Exist, está actualmente desarrollándo un proyecto llamado Buoyant Airborne Turbine, o simplemente BAT, el cual tiene por finalidad aprovechar los vientos de gran altitud (high-altitude winds) para convertirlos en energía. Los vientos de gran altitud son más consistentes y median cerca del doble de la velocidad que los vientos al nivel del suelo (aprovechados por las turbinas eólicas convencionales).

energía renovableEl BAT está integrado por cuatro partes esenciales:

  • Armazón de helio diseñado específicamente para soportar la turbina en el aire y mantenerla estable.
  • Turbina -super liviana- de 3 aspas.
  • Correas de sujeción para mantener al BAT fijo al piso y para transmitir la energía producida por la turbina hacia la estación en tierra.
  • Finalmente, la estación en tierra se encarga de recibir y administrar la potencia producida por la turbina del BAT y enviarla directo al destino deseado.

El BAT es capaz de elevarse hasta 600 metros (actualmente, la turbina eólica con pie más alta del mundo se encuentra a unos 84 metros) y apunta principalmente a un uso en islas y lugares remotos, minas, campos y plantaciones, así como también a bases militares, empresas de telecomunicaciones y organizaciones de ayuda en casos de desastres.

Otra de las fortalezas principales a las que apuntan en Altaeros, además del consumo que es primordial, es el costo de instalación, transporte y mantenimiento. Esto es el punto débil de las turbinas eólicas tradicionales, las cuales las convierten en algo casi prohibitivo para muchos potenciales clientes. En teoría, el BAT reduce estos costos en un 90% (tomando como referencia el mercado estadounidense, claro).

Personalmente me fascina ver cómo los límites del desarrollo de nuevas tecnologías se van pateando cada vez más lejos, sobre todo cuando nos brindan soluciones increíbles pero que dan la impresión de ser sencillas en concepto (claro que en la práctica es todo lo contrario) y que nos recuerdan del “¡¿cómo no se me ocurrió a mi?!”. Esperemos que el desarrollo del BAT pueda expandirse internacionalmente. Por su parte ¿cómo lo ven? ¿consideran que es una gran solución o que no tendrá demasiado éxito?

Comentarios

comentarios