El delicado arte de pedir Retweets

No es algo que me pase a mi muy seguido pero sí que veo que ocurre con personas más influyentes en Twitter (léase que tienen una cifra con varios decimales de seguidores, como Ceci) a las que se les pide que den Retweet para la difusión de determinada campaña o evento solidario –en el mejor de los casos. Pero en los peores casos, y de esos abundan, es una forma clásica de spam que muchos confunden con una estrategia de marketing y que, hay que decirlo, es de lo menos efectivo que hay.

De hecho, tener muchos retweets no significa –en los casos de los blogs, por ejemplo- que aumente el tráfico al sitio. El promedio de clicks por seguidores de Twitter suele ser muy bajo. Hay que añadir que si lo que se pide es entrar a un link donde se busca vender algo, las chances de ser leídos son aún menores.

A este dato hay que añadir que la mayoría de quienes piden un RT ni siquiera son personas que uno conozca y menos con las que se haya interactuado con anterioridad. ¿Quién en este mundo puede creer que mi primera acción para con alguien que acabo de conocer será la de spamear a mis seguidores retweeteando un link que a duras penas me interesa a mi?

Es como entrar en una habitación llena de gente y gritar “mírenme, ¿no soy genial? Dénme plata”. Funciona casi igual que comprar seguidores online. Son cosas que nunca funcionarán porque para que Twitter funcione y tengas muchos retweets y seguidores lo que tenés que hacer es ofrecer contenido de calidad que generen engagement. Hay que conversar con las personas. No pedirles retweets.

No vamos a negar que a veces sí funcionan los retweets, y hay causas muy justas en las que pedirlos vale la pena. Pero vale aclarar que para que el pedido sirva, la mayoría de las veces tiene que ser alguien que conozco y con quien suelo conversar en Twitter quien lo pide. Generalmente, esas peticiones se hacen primero por DM o email, y siempre que no sea algo sin sentido, nunca está de más ayudar a un conocido.

También uno puede pedir RT a sus followers, en casos que sea una información genuinamente importante y que se quiera hacer llegar a la mayor cantidad de personas. Por eso, el consejo que nunca está de más dar es, construye una buena relación antes de empezar a pedir cosas. Funciona en la vida misma, funcionará en Twitter.

Vía: Simple Zesty

Comentarios

comentarios

Comments are closed.