Cirugía con tejidos coloreados: esto puede salvar muchas vidas

Cuando estudiamos anatomía, el cuerpo humano parece un mapa: el estómago amarillo, el intestino rosa, los pulmones celestes por allí. Los gráficos de libros de todos los niveles pintan los órganos con colores diferentes para que los encontremos rápido. Pero la realidad es muy diferente.

Esto es algo sumamente lógico pero en lo que pocas veces pensamos, y que me hace valorar aún más la tarea de médicos y cirujanos. Sobre todo, cuando se enfrentan a la titánica tarea de extraer cáncer fuera del cuerpo.

Las células cancerígenas son imposibles de diferencias a primera vista, y lo que los cirujanos tienen que hacer es extraer del cuerpo lo que ellos consideran ser el tumor, luego tomar una muestra del tejido que queda _alrededor_ del lugar que queda vacío, enviarlo al patólogo para que determine si en esa muestra hay cáncer o no, y si hay, seguir sacando hasta que la muestra dé negativo.

Este proceso es claramente largo, peligroso para el paciente, y puede fallar. Por suerte, un nuevo desarrollo molecular podría hacer la tarea de los cirujanos mucho más fácil y precisa, al teñir de un color fluorescente los tejidos cancerígenos.

El potencial de esto es increíble, más aún si se combina con un segundo desarrollo que tiñe el tejido nervioso (digamos, los nervios) para evitar dañar a los mismos durante la cirugía.

En el video a continuación pueden ver la explicación de Quyen Nguyen en TEDMED, que es sumamente interesante. (Dos advertencias: está en inglés, y tiene algunas imágenes de cirugía, no muy graves –yo soy muy impresionable y no me molestaron– pero vale aclarar):

Vía: Geeks are Sexy | Foto

Comentarios

comentarios

Comments are closed.