Pobreza, tecnología, y una brecha que crece cada día [Blog Action Day]

Hoy se está realizando a nivel mundial un fenómeno llamado Blog Action Day, que en su edición 2008 busca una toma de conciencia sobre la temática de la pobreza. Y a mi me parece importante, así que los invito a leer unas pocas palabras sobre mi reflexión al respecto, y a que ustedes también se formen sus propias ideas en cuanto a la situación global que estamos viviendo.

pobreza y tecnología

Escribiendo sobre tecnología, tuve la oportunidad de encontrar algunos gadgets extremadamente caros, que hacen una ostentación de la riqueza (curiosamente, la mayoría relacionados con Apple: desde iPods de oro hasta la infame aplicación I am Rich).

Me deja perpleja que alguien pueda gastar cantidades increíbles de dinero en trivialidades, mientras que para muchísimas otras personas, esa cantidad les solucionaría la vida. Puntualmente me refiero a la cantidad creciente de gente para quienes tener una vida digna se está volviendo algo prohibitivo, porque los costos son cada vez mayores. Y la brecha cada vez es más grande.

Con esto no quiero decir que no hay que comprar cosas caras. Si el dinero es ganado horadamente, cada uno puede gastarlo en lo que quiera. Lo que me horroriza es la brecha cada vez más grande que hay entre "ricos" y "pobres". Brechas insalvables que violentan la dignidad humana.

"Pero yo no tengo por qué privarme de cosas sólo porque otros tienen menos". No, claro que no. No es una exhortación a hacer caridad, ni a llevar una vida austera. Sólo propongo que pensemos a quién estamos beneficiando cuando contribuimos a que la brecha se agrande. A qué intereses políticos y económicos favorecemos cuando damos un paso en pos de un consumismo desmedido, sin tener noción de qué hacemos.

Antes de comprar por comprar, de usar algo caro sólo porque da "status", pensémoslo dos veces. ¿Nos hace feliz eso? Probablemente no. Mantener una brecha gigante entre los que tienen y los que no, sólo favorece a los intereses de gobiernos controladores y multinacionales millonarias.

Y a mi no me interesa seguirles el juego. Invertir sabiamente nuestro dinero también es una forma de respetar a aquellos que no lo tienen. ¿Cómo podemos hacer la diferencia? Eso es algo que podríamos pensar entre todos.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.