Blackphone, el smartphone que pone la privacidad en manos del usuario

Blackphone Blackphone

Cuando de privacidad se trata, la tecnología puede ser una navaja de doble filo. Por un lado, nos ayuda a acercarnos a las personas que más queremos, a informarmos al instante de lo que ocurre mundialmente, a nutrir nuestra mente con una cantidad tal de información que necesitaríamos varias vidas para leerlo todo, pero por otro, facilita que personas malintencionadas nos perjudiquen y que gobiernos poderosos nos vigilen y almacenen nuestra información.

A 8 meses de que Snowden le abriera los ojos al mundo sobre lo que sucede frente a sus propias narices, llega una apuesta al mundo de los smartphones que tiene como principal foco devolver el control sobre la privacidad a las manos de sus usuarios, Blackphone, de la mano de Silent Circle y Geeksphone.

Hace poco más de un mes había sido presentado un teaser de la empresa que nos mostraba una primera impresión del Blackphone, el cual finalmente fue presentado el día de hoy durante el Mobile World Congress en Barcelona.

Blackphone Blackphone

Si bien las especificaciones técnicas no son el punto central del Blackphone, ya que no apuntan a competir en el mercado de consumidores masivos con Samsung, Sony, Motorola o Apple, es fundamental para los tiempos que corren -y para atraer una buena base de consumidores- que el smartphone tenga cierto hardware. La pantalla es una IPS de 4,7 pulgadas (todavía no se confirmó la resolución, pero no sería raro opten por 720p), un procesador de 2GHz quad-core, 2Gb de RAM DDR316Gb de memoria interna, Cámara trasera de 8MP y delantera de 1,3MP, y conectividad LTE (además de WiFi 802.11n, GPS, Bluetooth 4.0, etc).

El Blackphone corre Android (no especificaron versión, pero esperemos que sea 4.4), pero no el convencional OS de Google, sino una versión modificada por Silent Circle y Geeksphone, el cual denominan PrivatOS. Una de sus principales ventajas es que el usuario tiene el control total y directo sobre los permisos de las aplicaciones al momento de instalar las mismas, lo cual logran con una app propietaria llamada Security Center (si utilizan Android les recomiendo AppOpsX como una gran alternativa), además, el OS controla que la conexión WiFi se desconecte cuando nos alejamos de nuestras redes seguras para así evitar el rastreo.

Blackphone Blackphone

El otro punto fuerte se centra en los servicios de terceros que acompañana al Blackphone. 2 años de la suite de aplicaciones de Silent Circle, 3 subscripciones por 1 año para Familia y Amigos, 2 años de Disconnect (servicio de VPN) con 1Gb por mes y 2 años de SpiderOak (almacenamiento para backups en la nube cifrado) con 5Gb de almacenamiento, lo que le da un valor real al Blackphone de U$D 1508, por lo que se justifica el precio al público de U$D 629, además de que una vez vencidos los servicios, pasados los 2 años, seguramente ya estén buscando el próximo modelo mejorado y más potente.

Blackphone asegura que están trabajando en una gama entera de productos que lanzarán al mercado en el futuro, lo que nos hace suponer que veremos una Blackphone tablet o por qué no, también notebooks.

Si bien es prácticamente imposible hacer un teléfono que sea 100% a prueba de la NSA o cualquier otro organismo con el poder suficiente para vigilar y recolectar información en masa (por ejemplo, el Blackphone no evita que la NSA siga recolectando los metadatos de las operadoras de telefonía), a lo que apuntan en Blackphone es a que se replantee la manera en la que se monetiza la información personal de los usuarios, y a que estos cobren mayor conciencia sobre el uso que le dan a la tecnología y su privacidad.

Personalmente me fascina la propuesta, sobre todo porque viene de un equipo con personas que saben realmente lo que hacen y que tienen un historial detrás que lo sustenta (por ejemplo, Phil Zimmermann es el creador de PGP), pero para realmente confiar en lo que Blackphone ofrece, esperaría a que los servicios y el hardware sean auditados por hackers que respeto y en quienes confío que dan una opinión unbiased.

Via: The Verge

Comentarios

comentarios