Apps financieras: porque los mercados internacionales ya no entienden de horarios

La globalización impulsa la necesidad de seguir las inversiones en todo momento y lugar

“Wall Street: El dinero nunca duerme” es el título de una película estadounidense que se estrenó en 2010 dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Michael Douglas y Shia LaBeouf, pero también la constatación de un hecho muy evidente, producto de la globalización de los mercados financieros.

El mejor ejemplo de todo esto lo tenemos en el mercado de divisas o forex, un negocio de 24 horas que arranca con la apertura de los mercados asiáticos y oceánicos (Tokio) continúa con
los europeos (Londres) y termina el día con los estadounidenses (Wall Street).

En un mercado tan líquido y de horarios tan amplios cualquier noticia o rumor, bien sea de origen económico o político genera una volatilidad (variación en las cotizaciones) que permite ganar dinero a los inversores más despiertos, a esos que sepan intuir los cambios que van a sufrir las divisas.

Las grandes tendencias de las principales monedas son evidentes: El dólar se mueve al alza frente a todas las demás monedas, mientras que el euro se mantiene cerca de la paridad con el billete verde sin alcanzarla, y la libra esterlina pierde posiciones frente a las dos primeras. Al dólar le refuerza su mejor situación económica a través de subidas de tipos, al euro lo mantiene el Banco Central Europeo, y a la libra la debilita el Brexit, o decisión de salirse de la Unión Europea.

Sin embargo, dentro de estas grandes tendencias, las monedas se mueven constantemente con rumores y noticias menores. Recientemente, la primera rueda de prensa de Donald Trump sacudió el mercado, como también lo hizo la publicación de las actas de la última reunión del Banco Central Europeo o las declaraciones la premier británica Theresa May.

Sin entrar en grandes detalles, el euro/dólar empezó el año en las 1,052 unidades y hoy cotiza en las 1,064 y el euro/libra arrancó en las 0,854 unidades y hoy se mueve en las 0,874.  Otros pares no se han movido tanto en lo que llevamos de 2017: Euro/franco suizo (de 1,072 a 1,073 unidades) o euro/yen (de 122,97 a 121,99 unidades).

La necesidad de estar conectados para ver los gráficos, recibir las noticias y rumores y operar llegado el caso sólo están al alcance de teléfonos móviles inteligentes que estén conectados a una buena operadora de telecomunicaciones y que tengan instalada una app de la máxima calidad y garantía, como la de iFOREX.

Además, no todos los instrumentos financieros te permiten una operativa tan sencilla y rápida como las opciones binarias. Y a esto hemos de añadir la ventaja adicional de operar de forma apalancada en el forex; esto es, operar a crédito sin tener que pedir prestado a una entidad financiera. Y eso sólo puedes hacerlo mediante las opciones binarias.

Con ellas, en una buena plataforma instalada en tu móvil, tendrás acceso a un mercado que no duerme, que genera volatilidad y liquidez para entrar y salir rápidamente, y sin necesidad de mover tu dinero de una entidad a otra o de realizar grandes desembolsos.

Comentarios

comentarios