“Empoderar a la mujer” no se logra objetivizando a los hombres

Adoptaunchico.com.ar

Una de las confusiones más frustrantes con las que me encuentro demasiado a menudo es las personas que confunden el Feminismo como el opuesto del Machismo. Según esa errónea concepción, ser feminista sería despreciar al hombre de la misma forma que el machista desprecia a la mujer.

Nada más alejado de la realidad. Desafortunadamente las palabras se prestan a la confusión, pero el feminismo es la búsqueda de la igualdad desde la mirada de la mujer –al opuesto le diríamos “Masculinismo”, la búsqueda de la igualdad desde la mirada del hombre.

¿A qué voy con todo esto? A lo mal que me puso el portal AdoptaUnChico.com.ar, un sitio “de citas” que dice “dar poder a las mujeres”… poniendo a los hombres como objetos. ¡No entendieron nada!

###El problema con AdoptaUnChico.com.ar

Empezando con que el nombre del sitio parece más una campaña de Unicef que un portal de citas, el portal –¡creado por dos hombres!– plantea cuestiones como:

– “Si las chicas encuentran un chico que les interesa pueden subirlo a su “carrito de compras”, habilitándolo a enviarle mensajes, e incluso reservarlo por 24 horas.”
– “Es como un shopping, donde las mujeres hacen sus compras agregando al carrito sus productos preferidos: los chicos.” (les juro que esto es real, lo copié textual del comunicado de prensa.)
– “Se trata de un entorno seguro y divertido orientado a un público joven que juega con la metáfora del supermercado.” (justo lo que las mujeres queremos para empoderarnos, que nos sigan relacionando con el supermercado!)

Si no entienden nada –a mí me costó bastante– la cosa es que esto sería como un sitio de citas, pero en vez de estar todos libres de contactar a quien quiera, los chicos se quedan ahí con sus perfiles, quietitos como mercancías, y las mujeres los… agregan a sus carritos para contactarlos.

Piensen esto: si el sitio pusiera a mujeres como objetos, saldrían todos horrorizados. ¿Cómo es menos grave que sea de hombres? Es lo mismo.

“El sitio tiene como objetivo invertir los roles en el juego de seducción con picardía, otorgándole a las mujeres el poder de iniciar el contacto con los hombres, quienes se benefician al conocer el interés de una mujer antes de dar ellos el primer paso.”

Lo que me pone triste de todo esto es que para trascender los “roles tradicionales”, lo que hay que hacer es fomentar roles distintos para todos, no simplemente invertir los términos de la ecuación.

No veo mal la intención (si es que realmente fue esa y no hacer una campaña de marketing que genere buzz), pero la verdad es que los métodos me parecen más dañinos que positivos.

En una época en la que los portales de citas y las aplicaciones como Tinder están al alcance de todos, hacer la parodia del supermercado y de los hombres como “cosas” que podemos juntar o descartar, me parece que no aporta para nada.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.