5 formas de mantener la concentración al trabajar en casa

El mayor desafío para los que trabajamos en nuestras casas es mantener un sistema organizado que nos permita mantener la concentración aún cuando las distracciones están al acecho. Para aprovechar del home office aquí van algunos consejos para no perder la concentración:

1. Acomodar un buen espacio de trabajo

Te dimos 10 consejos para tener un lugar de trabajo más confortable, a ellos sumales que tu lugar tenga una barrera física que divida el trabajo de la familia y el hogar. Es la mejor manera de evitar que lo que pasa en tu casa te distraiga de tu trabaja: cerrar la puerta y listo.

Para estimular la atención en tus tareas, no está de más que, si trabajas con un equipo, hagas reuniones “cara a cara” via webcam u organices llamadas en las que el grupo entero se vea y converse sobre temas laborales, así será mucho más estimulante el día y te ayudará a focalizar las metas cuando se trabaja desde casa.

2. Usar un programa de manejo de tareas

Éste es un elemento básico principalmente si estás trabajando para tu propio proyecto o como freelance. La capacidad de poder llevar cuenta del estado en que se encuentran tus proyectos y metas te va a ayudar a mantenerte concentrado. Buscá si la empresa para la que trabajás tiene un programa propio para administrar tareas o bien buscá en la web que hay muchas aplicaciones que te permiten acceder a tu lista de tareas desde los diferentes dispositivos que uses (celular, notebook, tablet, etc.). Dos de nuestros favoritos son Nirvana y Habitualist.

3. Establecer un horario de trabajo

Si no logras ponerte un horario de inicio y otro de cierre de la jornada, podés perderte finalmente en una vorágine de trabajo a deshoras, estando conectado pero sin hacer rendir tu tiempo.

Evitá llamadas y visitas de amigos en cualquier momento haciéndoles saber que estás trabajando en horarios determinados. Proponete un plazo y cumplí en tiempo y forma con tus tareas, aunque nadie dice que no sea un poco flexibile si un día tenés que hacer un trámite o te quedaste en la cama veinte minutos más.

4. Ponerte en movimiento

No dejes de tomarte un rato para salir a dar una vuelta por la calle, el aire fresco ayuda a aclarar la mente y a que la mente pueda volver a focalizarse más rápido después del receso. Si no estás con ánimos de salir, simplemente tené a mano una rutina de ejercicios para mover los músculos y descansar la mente.

5. Programar sesiones de brainstorming

Tomate tiempo para tener nuevas ideas para hacer crecer tu proyecto o negocio. Una vez a la semana, organizá un momento para escribir cada idea que cruce por tu mente. Seguila en el tiempo, descartá la que no sirva y, en lo posible, nutrilas compartiéndola con compañeros de trabajo.

¿Qué les parece? ¿Aplican estos tips cuando trabajan en casa? ¿Qué otros sumarían a la lista?

Vía Mother Nature Network/ Foto

Comentarios

comentarios

Comments are closed.